El Cabanyal: campo de batalla electoral

2011-05-11Publicat per: L'Informatiu
Epicentro y símbolo de las distintas concepciones de Valencia y nuestro territorio, el barrio de El Cabañal y su futuro están sirviendo de escenario político para la presentación de los programas de los partidos que desean protegerlo y el que pretender reinventarlo desde sus cenizas. Paradójicamente, desde hace años, el último es el más votado por los que serían tarde o temprano víctimas de sus excavadoras.
"Se hará porque lo quieren la mayoría de los valencianos", aseguraba Rita Barberá de la prolongación de Blasco Ibañez por encima de las cenizas del barrio marinero de El Cabanyal, el mismo día de la presentación de su programa electoral para los próximos comicios. Y aunque la frase de la candidata del PP a la alcaldía sea cuanto menos de dudosa credibilidad, lo cierto es que comicio tras comicio desde hace unos cuantos, la populista Barberá ha sido la más votada en El Cabanyal llevando incluido en su programa la destrucción parcial del enclave marinero.

Como es esto posible es un misterio. Quizás la ignorancia por no contemplar que los vecinos a la zona nueva serán los siguientes en desaparecer, o quizás la avaricia de calcular el precio que podría valer el solar sobre el que se encuentra su vivienda sean los motivos que animen a muchos ciudadanos a condenar con su voto a sus vecinos, y a largo plazo a que sus viviendas sigan el mismo camino hasta la desaparición a medio plazo de la histórica trama urbana.

En el Cabanyal no solo se disputa la protección de un enclave arquitectónico único para todos los valencianos más allá de los intereses individuales, sino también una manera de entender el patrimonio de todos

Sin embargo, en El Cabanyal no solo se disputa la protección de un enclave arquitectónico único para todos los valencianos más allá de los intereses individuales, sino también una manera de entender el patrimonio de todos. Así al menos lo entienden los principales partidos que hacen drente desde las posiciones ubicadas a la izquierda de Barberá. El último en decir la suya era ayer Joan Ribó, el candidato de Compromís a la alcaldía, que apuesta por una rehabilitación integral, impulsada y promocionada desde el Ayuntamiento en estrechada colaboración con las universidades, para recuperar una trama histórica "valiosísima" que a su parecer podría convertirse en muy poco tiempo "en un aliciente turístico de primera magnitud”. La revitalización pasaría en todo caso, según palabras de Ribó, por "traer gente joven al barrio, convirtiéndolo, por su proximidad en los campus, en zona universitaria y estudiantil, donde los jóvenes puedan residir y hacer sus actividades”.

En una línea de protección y reivindicación de su valor, y extrapolando su acción en el Cabanyal a la que realizarían en todos los entornos históricos, se manifestaba la candidata de EUPV a la Generalitat, Marga Sanz, en su visita al barrio junto al candidato a la alcaldía Amadeu Sanchis. “Estamos en el Cabanyal porque la supervivencia de este barrio histórico simboliza una manera global de entender el entorno urbano en armonía con el medio social y cultural”, explicaba Sanz, antes de desgranar las propuestas de su formación sobre protección del patrimonio artístico-arquitectónico. “Defenderemos este valor desde una doble vertiente: la cultural-educativa y la urbanística". Esquerra Unida, añadía, "propone la elaboración de programas generales para la preservación, rehabilitación y revitalización de los centros históricos de las poblaciones a través de planes integrales que combinan las medidas urbanísticas con otras de carácter económico, social y cultural”.

Finalmente, el candidato socialista a la alcaldía de la ciudad, Joan Calabuig, también el domingo en el paseo Marítimo del Cabanyal, apuntaba de nuevo que "sólo mediante el acuerdo entre los dos grandes partidos y las tres administraciones implicadas, el barrio tendrá futuro”, por lo que evitaba tomar una postura inamovible. Sin embargo, acertaba al señalar que el problema del barrio marinero “no es la prolongación de avenida, sino los 20 años de abandono que sufren los vecinos por el empecinamiento del PP”. Su plan, comenzaría “al día siguiente de las elecciones", cuando, de alcanzar la alcaldía, comenzaría "a dialogar con el Gobierno de España, la Generalitat valenciana y las universidades para poner en marcha un plan de relanzamiento económico”.