Seis de cada diez valencianos apoyan la prolongación de Blasco Ibáñez

2011-05-11Publicat per: ABC
El 58,1 por ciento de los valencianos se muestra partidario de ejecutar la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar. Un proyecto, validado por sucesivas resoluciones judiciales, que se mantiene paralizado en la actualidad merced a una orden ministerial de Cultura, que impide de esa forma la conexión urbanística con el barrio de El Cabanyal.

Así se desprende del sondeo elaborado por Ikerfel para ABC, que revela el apoyo mayoritario a la ejecución de unas obras a las que sólo se opone el 37,1 por ciento de la población valenciana, mientras que un 4,8 por ciento opta por no expresar su opinión respecto a una de las cuestiones que han marcado el devenir de la legislatura que ahora acaba.

De hecho, el Ayuntamiento de Valencia presentó dos recursos contra la orden del Ministerio de Cultura que paraliza el plan de reforma y ampliación (PEPRI) del barrio de El Cabanyal con el argumento de que el proyecto constituye un expolio. El Gobierno central replicó con otro recurso a la resolución del Consell que permitía continuar con las obras.

Respaldo desde 1991
Los datos del sondeo de Ikerfel constatan el respaldo ciudadano hacia el proyecto del Consistorio, que forma parte del programa electoral del Partido Popular desde 1991. La alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, ha ganado las elecciones desde entonces. Sus resultados en los barrios involucrados en el proyecto urbanístico han sido, incluso, superiores a la media.

Para las elecciones del próximo 22 de mayo, el Partido Popular sostiene su voluntad de llevar a cabo la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, que vuelve a formar parte de su programa electoral, a pesar de la oposición frontal del PSOE.

El candidato socialista a la Alcaldía de Valencia, Joan Calabuig, amagó tras su proclamación con la posibilidad de abrir una vía al consenso. Su partido —totalmente contrario al plan y alienado con el colectivo «Salvem El Cabanyal»— le desautorizó de inmediato. Frente a esta circunstancia, Rita Barberá vuelve a contar con el aval de los electores, especialmente aquellos de mayor edad.

Apoyo por edades
Según la encuesta de Ikerfel. el apoyo a los planes del Ayuntamiento se dispara hasta el 69,5 por ciento en el caso de las personas mayores de 64 años. El grupo más joven del censo —entre dieciocho y veinticuatro años— también muestra un elevado apoyo al proyecto diseñado por el Ayuntamiento, con seis de cada diez encuestados.

Sólo en la franja de electores que oscila entre los 35 y los 54 años aumentan los detractores de la prolongación de Blasco Ibáñez. Con todo, el porcentaje —en el entorno del 44 por ciento— es inferior al de los partidarios del proyecto —por encima del 51 por ciento—.