Las asociaciones recogen firmas para luchar contra la autovía, ya con asfalto, que unirá Port Saplaya, Patacona y Malvarrosa

Los vecinos piden que el acceso norte al puerto sea un bulevar

2011-05-01Publicat per: Las Provincias
A nadie le extrañaría que los vecinos de Port Saplaya que no tienen la suerte de asomarse al mar pongan en venta sus casas y decidan largarse. Y cuanto antes. En dos o tres meses, un centenar de viviendas tendrán un paisaje formado por 10 carriles a apenas unos metros de distancia. Decenas de miles de vehículos circularán a 110 kilómetros por hora y ya no hay remedio.
¿O sí? Las asociaciones de vecinos de Patacona, Cabanyal, Natzaret, Amics de la Malva y Port Saplaya, apoyados por la confederación Cavecova, creen que todavía es posible dar marcha atrás -a pesar de que ya se está asfaltando- y convertir la primera fase del acceso norte al puerto en un bulevar con carriles bici, paseo para peatones y un tranvía que sirva para unir a los barrios marítimos y no para dividirlos, como hará la autovía.
Mari Carmen Alfonso es presidenta de la Plataforma contra la Autovía Acceso Norte-V-21. Ayer, junto a otros vecinos, repartía entre los paseantes del paseo marítimo en Valencia folletos donde explican su postura contra un proyecto que califican, en primer lugar, de «innecesario».
La primera fase del acceso norte al puerto contempla la conexión de la V-21, a la altura de Port Saplaya, con la calle Serrería, pasando por Patacona. En una segunda fase se ha previsto un túnel que discurrirá bajo el Cabanyal y llegará hasta el puerto, específicamente pensado para los vehículos pesados que transporten mercancías. Su alto coste, 800 millones, alejan este segundo proyecto.
El alcalde de Alboraya, Manuel Álvaro, siempre ha aplaudido el proyecto porque considera que es el final del aislamiento de la playa de la Patacona. «No hace falta que el acceso sea una autovía», le responde sin embargo Mari Carmen Alfonso, que por cierto asegura que el primer edil nunca ha querido reunirse con la entidad vecinal para conocer sus preocupaciones.
Tampoco han tenido respuesta desde la Conselleria de Infraestructuras, después de pedir una reunión con el conseller Mario Flores. «En unos días llevaremos en mano las firmas que recojamos contra el proyecto», asegura. ¿Cuáles son sus argumentos? Esta autovía pasará a unos 15 metros de un colegio. Además, argumentan que la obra se está ejecutando sin la declaración de ikmpacto ambiental, ya que el proyecto se modificó y ahora un 68% de su trazado lo hace por vías urbanas. «Es como si a cualquier vecino de Valencia le convirtieran su calle en una autovía», asegura una vecina, que se apresura a estampar su firma contra el proyecto.
Tribunales
De momento, y aunque los tribunales no estimaron que había que paralizar la obra, el juzgado sigue investigando un recurso contencioso contra el proyecto presentado por el PSPV de Alboraya. En este sentido, Miguel Chavarría, candidato a la alcaldía por el PSPV, cree que el proyecto «es una barbaridad que empeorará la calidad de vida de los vecinos de la playa».
Celeste Juan, presidenta en funciones de la recién creada Asociación de Vecinos de Port Saplaya, cree que es reversible la obra y que podría convertirse en un bulevar hasta que no se haga el túnel. «Es lo que los vecinos necesitamos, pero a nosotros nadie nos ha preguntado». Según Juan, «es un clamor entre los vecinos e n contra de un proyecto «absolutamente desafasado».
Según las entidades vecinales, el acceso al puerto para camiones ya es posible por la autovía V-30, aunque en este sentido los residentes creen que Sagunto debería convertirse en el puerto que albergara toda la infraestructura de transporte de mercancías. «¿Qué es eso de hacer un túnel bajo el Cabanyal? Es una barbaridad, un coste innecesario», asegura José Navarro, tesorero de la federación Cavecova, y que ayer se sumó a la recogida de firmas en medio de un ambiente festivo en el que no faltó la dolçaina y el tabalet