Los 160 trabajos exigen la conservación del barrio marítimo

Calles y viviendas del Cabanyal acogen obras de 200 ar-tistas

1998-12-11Publicat per: Levante
Antonieta, Lola y Pepica Martí son tres hermanas de más de 80 años de edad que viven desde su infancia en la calle La Reina del Cabanyal. Sus hogares, con paredes repletas de recuerdos y un entorno impregnado de su personalidad, son el espacio escogido por artistas como Salomé Cuesta o Ana Teresa Ortega para colocar sus intervenciones artísticas. Unos trabajos incluidos en el conjunto de 160, concebidos para reivindicar mediante el arte, la música o el teatro «la supervivencia de este barrio en contra de lo que los planes urbanísticos del ayuntamiento proponen», argumentan los organizadores.
“Esto es muy pesado», aseguran las personas que serán realojadas cuando se ejecute la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez. Por ello, no han dudado en abrir sus casas con ilusión para que el resto de la ciudad entre en ellas, conozca su modo de vida y, al mismo tiempo, se puedan apreciar las propuestas que acogen tan alejadas de su cotidianidad.
El Cabanyal, hasta el próximo jueves, se convierte en espacio museístico innovador, lleno de contrastes con obras creativas de todos los estilos, de profesionales y estudiantes.
“Es la apuesta de los artistas para que este barrio, con una idiosincrasia propia, se conserve», según la jefa del departamento de escultura de la Facultad de Bellas Artes, Maribel Doménech.
E proyecto incluye múltiples ofertas —recorridos guiados, performances, música, teatro, danza— con el mismo leitmotiv: «La defensa del patrimonio histórico-artístico de un barrio declarado bien de interés cultural desde 1993”, comentan.
Tere Martínez propone una instalación sonora, el latido de un corazón que se oye desde el Teatro de la Estrella; la antigua papelería Gadea muestra el trabajo de Susana Vidal y Pepe Romero; para contemplar la obra de Mavi Escamilla y el Equipo Límite hay que subir una empinada escalera de una casa de la calle La Reina; mientras la de Paco López surge al exterior desde una vivienda. El edificio del antiguo matadero también está plagado de intervenciones que provocan la vista y la reflexión del público.

La plataforma pide una reunión a Barberá
La plataforma ciudadana Salvem el Cabanyal-Canyamelar ha solicitado a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, una entrevista para explicar sus preocupaciones y deseos para el futuro del barrio. «Nos oponemos al provecto que usted y su equipo de gobierno impulsan desde el consistorio porque entendemos que significa la completa desfiguración—por la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez— y posterior desaparición del Cabanyal-Canyamelar», explican a la primera edila.