Barberá envía una carta a De la Vega en la que habla de la "violencia" de Salvem y le pide que no la respalde

2010-04-09Publicat per: Europa Press
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, remitió hoy una carta a la vicepresidenta primera del Gobierno central, María Teresa Fernández de la Vega, en la que habla de la "violencia con la que actúa" la Plataforma Salvem El Cabanyal, opuesta a la ejecución del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de este barrio, y le pide que ella y el resto del Ejecutivo central no la respalden.

Barberá ha decidido enviar este escrito a De la Vega después de los incidentes registrados esta semana en El Cabanyal-Canyamelar durante la ejecución de los derribos contemplados en el PEPRI, fuera del ámbito de esta zona de la ciudad declarada Bien de Interés Cultura (BIC).

El primer teniente de alcalde y concejal de Grandes Proyectos en el consistorio valenciano, Alfonso Grau, que ofreció hoy una rueda de prensa para hablar de estos hechos, anunció la decisión de la alcaldesa de dirigir esta misiva a la vicepresidenta primera. Grau, que compareció junto al también primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, leyó el contenido de este escrito a los medios de comunicación.

La primera edil inicia su carta diciendo que "en esta vida y, naturalmente, en política, cada uno decide con quien estar y a quien apoyar y defender". Indica que "esto supone asumir sus principios, identificarse con sus postulados y estar de acuerdo con sus modos y maneras, es decir, estar conforme no sólo con el fin sino también con los medios".

Tras ello, Rita Barberá señala a la vicepresidenta primera que ella, como representante del Ejecutivo central, la "ministra de Cultura --Ángeles González-Sinde-- y todo su Gobierno, a través del Delegado en la Comunidad Valenciana --Ricardo Peralta-- han decidido estar, apoyar y defender a un grupo llamado Salvem El Cabanyal" que "utiliza la violencia verbal y física y adopta actitudes totalitarias y descalificaciones sin fundamento en sus declaraciones y manifiestos".

La alcaldesa, que considera que esto es "sencillamente, vergonzoso", como recoge la carta, destaca también que es algo que desde el equipo de gobierno que preside se ha "anunciado hace varios años". En la carta comenta que "una muestra más" de ello, "además de las reprobables por violentas actuaciones de estos días, son las afirmaciones que la plataforma Salvem El Cabanyal hizo ayer en su comunicado" respecto al PP.

Barberá transcribe en su misiva estas declaraciones, en las que este colectivo vecinal considera que "el Partido Popular, como partido antidemocrático, que lo es, no debería tener en sus manos la administración de los intereses generales" y afirma que esta formación "utiliza el poder que el sistema democrático pone en sus manos para satisfacer sus intereses particulares y sus compromisos con los grupos económicos que les financian ilegalmente para ayudarlos a perpetuarse en el poder".

En respuesta a estas afirmaciones, la responsable municipal indica en la carta que dirige a De la Vega que "como bien sabe" el PP, con ella como cabeza de lista, "ha ganado por mayoría absoluta en cuatro ocasiones en Valencia y, especialmente, en las mesas de El Cabanyal", precisa.

Rita Barberá considera que "eso es ejercicio democrático puro" y pide a la vicepresidenta primera que "de intereses particulares" esté "atenta a las informaciones sobre quién está comprando casitas en ese barrio y con qué fin". En la carta se refiere así a lo apuntado también hoy por el primer teniente de alcalde durante su rueda de prensa.

Alfonso Grau indicó que Faustino Villora, miembro de la plataforma y anterior portavoz de este colectivo, y su familia, han comprado casas de El Cabanyal afectadas por el PEPRI. El edil señaló la posibilidad de que lo hagan "para especular", dado que las compran a un precio inferior del que se paga después por su expropiación, dijo. Explicó esto mientras mostraba documentos del Registro de la Propiedad para acreditar dichas compras.

La alcaldesa continúa su carta a De la Vega diciendo que "por mucho" que "discrepe del Partido Popular, jamás se podrá negar la naturaleza democrática" de este partido, "ni podrá compartir la brutalidad tanto de las actuaciones junto a ocupas y antisistemas de Salvem El Cabanyal, como de las afirmaciones de sus comunicados".

REPLANTEAR LA ACTUACIÓN

En consecuencia, Barberá dice a la vicepresidenta primera del Gobierno que espera y desea que "a partir de este momento en que ha podido comprobar la violencia con la que actúa Salvem El Cabanyal, su sensibilidad y condición democrática le lleven a abandonar el consejo y la compañía política de la citada plataforma". También apunta que la ministra de Cultura, en su reciente visita a este barrio valenciano, "se hizo acompañar" de este colectivo para conocer la zona.

La primera edil, con todo, solicita a De la Vega que "se replantee la actuación y el posicionamiento del Gobierno respecto del PEPRI de El Cabanyal para respetar la gestión íntegra del plan, correspondiente a las administraciones competentes, el Ayuntamiento de Valencia y Generalitat valenciana", precisa en la carta.