«Salvem el Cabanyal» participa en el evento

La «volta a peu» al Cabanyal nace para revitalizar el barrio

1998-09-28Publicat per: Levante
Más de un centenar de vecinos recorrieron ayer el Cabanyal en la primera «volta a peu» que tuvo como telón de fondo el problema de la prolongación. El maratón pretende dinamizar la vida social de los habitantes de este poblado marítimo.
Si el sábado la construcción de un mural, la carrera ciclista y la elaboración de paellas fueron un motivo de protesta contra la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez: ayer la reivindicación se transformó en la organización de la primera «volta a peu» en la que participaron más de un centenar de vecinos del Cabanyal. Más allá de la polémica, la volta a peu nace con el objetivo de dinamizar y rehabilitar la vida del barrio.
La organización del evento deportivo corrió a cargo de. los clubes deportivos Estrella Roja y Marítimo. La plataforma Salvem el Cabanyal también hizo suyo este maratón. Para Gabi Fariza, integrante de la plataforma, «la rehabilitación del barrio comienza por la propia rehabilitación de los habitantes».
Aunque los vecinos no cesan en su empeño de recordar al Ayuntamiento que se oponen a la prolongación de la avenida, en la atmósfera se respira un cierto ambiente de optimismo. Por este motivo, a plataforma y las diferentes asociaciones tienen puesta su mirada en el objetivo de «crear un barrio del siglo XXI, con las misas inversiones para cultura, deportes, servicios sociales y áreas recreativas que otros barrios», comenta Fariza.
Paseo por el barrio
La volta a peu comenzó poco después de las 10.30 horas de la mañana, en un ambiente claramente festivo. Los participantes eran gente de todas las edades: personas mayores, niños acompañados de sus padres, jóvenes. Ahora bien, todos con la camiseta de la plataforma. La mayoría de ellos se tomó la volta a peu con filosofía, más que correr por el Cabanyal, pasearon por sus calles ante decenas de pancartas que rezaban «Rita, Rita, Rita. No nos quites la casita» o «Volem ser poble, no avinguda».
José María Medina, presidente del club Estrella Roja, comentó que «de lo que se trata es de pasear por el barrio, sin competición de ningún tipo». Medina añadió que espera que para la próxima edición de la volta a peu, el problema de la prolongación de la avenida esté solucionado.
Al final, los tres kilómetros que recorrieron los vecinos del Cabanyal supieron a poco, y decidieron alargar la marcha por el paseo marítimo. Al fondo, y ajeno a los problemas del barrio, el Mediterráneo permanecía inmóvil.