La directora de Patrimonio cree que no habrá problemas para que Cultura apruebe prolongar Blasco Ibáñez

1998-09-18Publicat per: Las Provincias
La directora general de Patrimonio Histórico-Artístico, Carmen Pérez, se quedó ayer muy sorprendida ante la noticia de que en las Cortes valencianas se había aprobado instar al Consell para que el Cabañal-Cañamelar tenga la máxima protección, intentando de este modo que no se lleve a la práctica el proyecto de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta la playa. Su sorpresa se debe a que el Cabañal ya es Bien de Interés Cultural (BIC), al igual que el centro histórico y el Ensanche, por tanto ya goza de protección. Para que el Ayuntamiento pueda ejecutar el plan necesita la autorización de la Conselleria de Cultura, que deberá retirar la declaración de BIC, cosa perfectamente posible. Pérez asegura que si el proyecto es beneficioso para el barrio “no vamos a tener nada en contra”, destacando el lamentable estado en que se en-cuentra en estos momentos la zona que la oposición quiere proteger al máximo. En definitiva, no cree que haya problemas para que Cultura apruebe la prolongación de Blasco Ibáñez.
Por parte del equipo municipal de Gobierno, el concejal de Urbanismo, Miquel Domínguez, anunció ayer que se va a seguir en la misma línea, “trabajando en la redacción del planeamiento”. El edil popular recordó que el Cabañal ya era Bien de Interés Cultural” y afirmó que lo que en el fondo quiere la oposición “es que no se haga la prolongación porque ven que es la mejor forma para regenerar el barrio. Su objetivo es que ningún proyecto salga adelante que todo siga como está”.
En la propuesta de resolución que presentó EU en las Cortes y que salió aprobada gracias al apoyo del PSOE, Nova Esquerra y UV, se recuerda la declaración de BIC para la zona del Cabañal comprendida entre las calles Escalante y Doctor Lluch. Lo que se solicita es la ampliación del ámbito de protección a toda a trama urbana del barrio; utilizar la figura de máxima protección de las incluidas en la ley 4/98 del patrimonio histórico-artístico; y evaluar el impacto ambiental de la propuesta de ampliación formulada por el Ayuntamiento.
También se pide en la propuesta de resolución que la Dirección general de Patrimonio realice un estudio que establezca la necesidad de mantener la protección de todo la trama urbana del Cabañal-Cañamelar “como ejemplo de un relaciones sociales y humanas que barrio con una forma de vida y de hacen de él un espacio singular a proteger dentro de la ciudad de Valencia”.
Cultura aún no lo ha estudiado
“El proyecto del Ayuntamiento aún no está definitivamente aprobado y por tanto no lo hemos podido analizar en Conselleria. De todas formas, de entrada, no tengo por qué pensar que vaya a ser nocivo porque a buen seguro que responde a un estudio serio y concienzudo, que habrá llegado a la conclusión de que esa solución es la mejor para el barrio”, explicó ayer a Las Provincias la directora general Carmen Pérez.
Sin embargo, lo que la oposición pretende y espera es que el Consell, y más concretamente la Conselleria de Cultura, impida que el Ayuntamiento consume sus planes de acabar la avenida Blasco Ibáñez, prolongándola con 48 metros de anchura.
Carmen Pérez no entiende por qué la oposición vuelve a pedir lo que ya está aprobado, “y que además, lo aprobaron ellos”, (en referencia a los socialistas). “Me parece un poco absurdo.”
No quiere pronunciarse sobre el fondo del asunto, es decir, sobre si el proyecto de prolongar la avenida hasta la playa va a ser aprobado o no por la Conselleria de Cultura, pero la directora general advierte que se trata de un asunto “muy estudiado por parte del Ayuntamiento”.
Domínguez mantiene la misma confianza. “A fecha de hoy nadie nos ha comunicado que exista el menor problema. Nosotros ya quedamos en comunicar el estado de la tramitación a la Conselleria, en una fase previa a la preceptiva autorización que les corresponde.”
Lo que es evidente es que la oposición “ha agarrado” este tema de Blasco Ibáñez y no quiere soltarlo porque ve en él una forma de desgastar al PP y especialmente a la alcaldesa Barberá. La manifestación del pasado jueves fue muy ilustrativa a este respecto, con Ana Noguera (PSOE), Albaladejo (EU), Moret (NE) y Chiquillo (UV) en primera fila.