La sociedad municipal encargada de la prolongación gastó ocho millones en 2010

El Ayuntamiento compra 50 casas en El Cabanyal para derribarlas

2011-04-05Publicat per: El País
El plan municipal que prolonga la avenida de Blasco Ibáñez está suspendido y el conflicto judicial sigue sin resolverse, pero aun así el Ayuntamiento de Valencia -a través de una sociedad pública- gastó el año pasado ocho millones de euros en comprar y expropiar 50 casas en el barrio de El Cabanyal destinadas al derribo. Estas 50 viviendas se ubican en la zona donde está proyectada la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar.

Según la memoria de actuaciones de la sociedad encargada de llevar adelante la prolongación, la antigua Cabanyal 2010, la firma tiene ya en sus manos 485 viviendas en este barrio, de las que 115 están derribadas, y 370 a la espera de ser demolidas. Vicente González Móstoles, concejal socialista de Valencia, quien hizo públicos estos datos, reclamó al Consistorio que rehabilite las casas, "en lugar de proseguir con el empeño de abrir avenidas absurdas e innecesarias e impropias de un urbanismo de este siglo".

La actividad de la sociedad propiedad del Ayuntamiento y del Instituto de Vivienda "ha supuesto una transgresión de la declaración de expolio de finales de 2009 por parte del Ministerio de Cultura". El Consistorio actúa "precisamente en las unidades que causan expolio por la apertura de la avenida y el bulevar de San Pedro", denunció González Móstoles.

"Gastarse ocho millones de fondos públicos para comprar viviendas con el único objetivo de derribarlas, y hacerlo además en un año de austeridad donde se han reducido drásticamente las inversiones, es un despropósito", lamentó el edil de la oposición.

Los socialistas invitan a la alcaldesa a que rehabilite en lugar de derribar y con ello aproveche los 10 millones de euros de ayudas consignadas por el Gobierno español para restaurar las viviendas del barrio. Ayuntamiento y Generalitat trabajan únicamente en dos viviendas situadas en las calles del Progreso y del Arzobispo Company. "Solo dos rehabilitaciones en marcha frente a 50 adquisiciones para derribo", criticó.

Y para el futuro de El Cabanyal trabaja también la Universitat de València. La comisión creada en su día por acuerdo del consejo de gobierno universitario arrancó el pasado viernes con una visita al barrio. Este grupo de trabajo elaborará un documento final cuyo objetivo es identificar las necesidades del barrio y cómo la Universitat puede contribuir a su mejora. La comisión la componen los decanos de las facultades de Geografía e Historia, Derecho, Ciencias Sociales y Ciencias de la Actividad Física.