La oposición "saludó" el cambio de actitud

2011-02-12Publicat per: Levante
Las declaraciones de Alfonso Grau aceptando negociar una propuesta "seria" aunque ésta no incluyera la prolongación de Blasco Ibáñez despertó ayer un fuerte movimiento en la oposición que poco después se vio frustrado por la rectificación del concejal.
La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, celebró que el concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, mostrara "su disposición a negociar sobre el futuro del barrio si se presenta una alternativa seria, creíble y factible a la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez", pues, según recordó, los socialistas "tienen un plan serio para el Cabanyal, listo para el debate, que es ýLa Pepriý". "Los socialistas damos la bienvenida a Grau al cada vez más amplio colectivo que defendemos que el futuro del barrio se aborde desde el consenso", dijo Alborch, quien mostró su confianza en que el también concejal de Grandes Proyectos "no se eche atrás en su propuesta, como luego ocurrió.

EU y Compromís
Por su parte, el candidato de EU a la alcaldía de Valencia, Amadeu Sanchis, aseguró que "no existe necesidad alguna de crear un nuevo acceso a la playa que ponga en riesgo el patrimonio histórico-artístico de la ciudad, porque Valencia ya está conectada con el mar con las avenidas del Puerto, del Mediterráneo y de Tarongers, como siempre ha defendido Esquerra Unida".
Sanchis emplazó a Alfonso Grau "a sentarse a negociar un verdadero plan de rehabilitación de los poblados marítimos y, muy especialmente, de la zona más castigada del Cabanyal-Canyamelar con una fuerte inversión pública que suponga la rehabilitación integral del barrio y también la recuperación económica y social del mismo".
También el candidato de Compromís, Joan Ribó, saludó el (frustrado) cambio de actitud del PP, aunque ya avisó que para confiar en el equipo de Gobierno municipal debe haber un cambio de actitud respecto a la concesión de licencias, el uso de los recursos y la aceptación de otras alternativas a la conexión.
Finalmente, Salvem El Cabanyal aseguró ayer por la tarde que "siempre han estado abiertos al diálogo y a participar en todas las iniciativas para encontrar una solución al problema que vivimos desde 1998". En su opinión, cualquier momento es bueno para acabar con este conflicto