Grau (PP) cree que el PSPV está "asustado" por la querella contra Sinde porque sabe que la orden es "un abuso de poder"

2011-01-18Publicat per: Europa Press
El primer teniente de Alcalde, Alfonso Grau, ha asegurado que los socialistas están "asustados" ante la decisión del Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat de presentar una querella contra la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, por un presunto delito de prevaricación por firmar la orden que paraliza el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del Cabanyal, ya que saben que la orden de Cultura es "arbitraria y un abuso de poder".

Grau se ha pronunciado así ante las declaraciones de distintos dirigentes socialistas criticando la interposición de la querella contra la ministra de Cultura y ha subrayado que "algo hemos tocado que les preocupa mucho cuando ha salido toda la izquierda en tromba".

"Esto lo único que indica es que no tienen argumentos, que la única realidad que hay aquí es que el Partido Socialista, que cuando gobernaba consideraba que la prolongación era un hecho irrenunciable pero que no hizo nada por El Cabanyal; cuando no gobierna está haciendo lo mismo, que es nada", ha lamentado el edil.

A su juicio, "no les preocupan ni vecinos, ni comerciantes. Al ministerio y al PSOE sólo les preocupa Salvem El Cabanyal, ante los cuales se han puesto de rodillas y a su servicio". "Y no olvidemos --ha agregado-- que se trata de un grupo minoritario y con connotaciones clarísimas con grupos violentos".

Alfonso Grau ha recordado que, durante diez años, mientras el Plan del Cabanyal ha estado repetidas veces en los Tribunales de Justicia, con sentencias que han sido todas a favor del Ayuntamiento, "en ningún momento desde el PSOE han planteado negociar". Además, ha calificado de "cacicada" de la ministra de Cultura la orden paralizando el Plan, "una orden única en su género, pues no hay precedentes en la legislación española de semejante cosa", ha resaltado.

"Se ha metido la ministra en un tema ya juzgado y sentenciado nueve veces en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana y tres veces en el Supremo", ha insistido Grau, quien c0onsidera "curioso" que "justo después de la orden ministerial, pidan negociar". "Justo después de anunciar la querella, se apresuran todos a pedir que no la presentemos. Sólo tiene una lectura: no tienen la conciencia tranquila, saben que han actuado mal y tienen miedo a la acción de la Justicia", ha recalcado.

"Nosotros creemos en la Justicia y en el Estado de Derecho, y que los tribunales están para resolver aquellas cuestiones que se apartan del Derecho, aunque lo haga el Gobierno de España, que también está sometido a la Ley", ha manifestado Grau, quien ha explicado que no van a abandonar El Cabanyal.

Según ha señalado el concejal, "vamos a continuar al lado de los vecinos, que tienen todo el derecho a que su barrio mejore sus condiciones y se modernice, no se convierta en un museo enquistado por voluntad de quienes ni tienen el gobierno, ni tienen un proyecto alternativo".

"Y prueba de esta falta de proyecto es que nadie es capaz de decir si el PSPV quiere la prolongación, o no la quiere, o la quiere a medias, o no sabe por dónde, y plantea negociar, cuando no saben ni qué hay que negociar", ha apuntado.

Grau también se ha referido a las declaraciones del secretario general del PSPV, Jorge Alarte, quien ha opinado este lunes que, con este asunto, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, "está tapando" la decisión del juzgado de instrucción número 15 de Valencia de admitir a trámite la querella de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) contra los directivos de la empresa pública Emarsa, anterior responsable de la depuradora de Pinedo.

"IZQUIERDA SALVAJE"

Respecto a este asunto, Grau ha indicado que "el Ayuntamiento de Valencia es el primero junto con la presidencia del Emshi que ha exigido que se depuren responsabilidades si las hubiera" y ha señalado que "la única pandilla de presuntos criminales está en su imaginación, y esa es la forma de actuar de una izquierda salvaje que es la que él representa, incapaz de aceptar las reglas de la democracia y fomentando la crispación social y la confrontación que puede llegar hasta extremos tan lamentables como el caso de Murcia".

Grau ha recordado a Alarte que "hablando de presuntos criminales, él mismo va a tener una querella ya anunciada por un ex compañero de partido" y ha aclarado que "en el Emshi están multitud de ayuntamientos y precisamente el vicepresidente del Emshi es alcalde socialista".

Asimismo, Grau ha señalado que "Alarte ha utilizado un lenguaje de matón pandillero lamentable, porque carece de iniciativa, de liderazgo y de programa, no tiene nada que ofrecer a los valencianos más que el estúpido exabrupto y la confrontación".