PSOE insta a la UE a "dejar clara" su actuación respecto al barrio y le pide que no mire "hacia otro lado"

2010-12-16Publicat per: Europa Press
El diputado socialista en el Parlamento Europeo, Andrés Perelló, ha señalado que "la Unión Europea no puede mirar hacia otro lado cuando se destruye una parte de su patrimonio, como es el barrio valenciano de El Cabanyal" y ha instado a la Comisión Europea a "dejar clara cuál va a ser su actuación".

En un comunicado, Perelló ha apuntado que, "como ya hicimos hace cerca de dos meses, los socialistas valencianos defenderemos en Europa El Cabanyal, un barrio del sur del continente europeo, que contiene una de las mejores muestras de arquitectura industrial y civil del siglo XIX, lo que lo convierte en Patrimonio Cultural de Valencia, España y Europa".

Asimismo, ha destacado que, "ante la reacción de tantas instituciones valencianas y europeas, como el Defensor del Pueblo, el Ministerio de Cultura o el Tribunal Constitucional, que han prohibido este tipo de proyectos, o se han pronunciado al respecto, la Comisión Europea debe dejar clara cuál va a ser su actuación".

También ha afirmado que preguntará "si tiene previsto llevar a cabo algún tipo de acción, en orden de atender las peticiones vecinales, respetar lo establecido por el Tribunal Constitucional y por Cultura, y, sobre todo, preservar el Patrimonio Cultural e Histórico de esa parte del sur de Europa".

Ante el proyecto propuesto por el PP en la avenida Blasco Ibáñez "y la consecuente destrucción de El Cabanyal", el eurodiputado socialista ha resaltado "la singularidad del barrio" y ha denunciado "el escenario de expolio del patrimonio" que supone.

"DESARROLLISMO SALVAJE"

En este sentido, Perelló ha pedido la colaboración por parte de la institución europea, así como "evitar que se pueda plantear una aberración como ésta". Al respecto, ha sentenciado que "una cosa es modernizar y progresar y otra hacer desarrollismo salvaje sin escuchar a nadie".

Para Perelló, resulta "escandaloso, tanto la atrocidad, como la actitud irrespetuosa" del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barbera, "quienes siguen constituyendo un mal ejemplo a la ciudadanía".