Cabanyal 2010 encarga hoy el diseño para desmontar la nave, el único inmueble protegido afectado por la prolongación

Aprueban el proyecto de trasladar la Lonja fuera del futuro bulevar

2010-11-30Publicat per: Las Provincias
El plan del Cabanyal ha tenido un recorrido tan largo que nadie se acordaba ayer del traslado de la Lonja de Pescadores, un compromiso del gobierno municipal para salvar el único edificio protegido afectado por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez.
Pues la junta de Cabanyal 2010 aprobará hoy el encago del proyecto definitivo para el desmontaje, inventariado y colocación del inmueble un centenar de metros al norte, junto a una instalación deportiva y en el borde del futuro bulevar.
El concejal Grau destacó la importancia de una experiencia similar en el Parque Central. La construcción de la estación provisional, en concreto el intercambiador para pasar de ancho ibérico a internacional, obligó al desmontaje de dos naves de carga, andenes con marquesina protegidos por su valor patrimonial.
De momento, el encargo se quedará en el proyecto, a la espera del desbloqueo de las obras. La idea es desmontar las fachadas, los elementos metálicos (balcones y rejas de ventanas) junto con las cubiertas. Pasaría de estar en el número 33 de la calle Eugenia Viñes a la calle Astilleros, un poco más al norte.
Se trata de un edificio singular rectangular diseñado por el maestro de obras Juan Bautista Gosálvez y construido en 1909. El destino original era servir de lonja para la venta de pescado, además de almacenes para guardar los aperos de los pescadores. La fábrica es de ladrillo visto con unos accesos a la nave, rematados con un gran arco de medio punto.
La desaparición paulatina de la actividad de la pesca en la playa, rematada con la construcción del paseo marítimo, fue uno de los motivos de que se remodelase la Lonja. En la actualidad hay algunas viviendas junto a los almacenes. El concejal Grau comentó que «todos serán realojados» cuando se produzca el desmontaje y traslado del inmueble. De esta manera, comentó, la Lonja de Pescadores servirá para un equipamiento público todavía por determinar. Las instalaciones deportivas aledañas están ya remodeladas, antes de la orden de paralización del Ministerio de Cultura y gracias a fondos estatales.
La lonja ha sido uno de los símbolos de la plataforma vecinal contraria al plan del Cabanyal, que ayer comentó en un comunicado junto a la asociación de vecinos su voluntad de «trabajar» con el candidato socialista a la alcaldía, Joan Calabuig, si éste plantea un plan para el barrio «de participación ciudadana y que parta desde cero».
La entidad hizo referencia a las declaraciones de Calabuig a Efe este domingo, donde se mostró partidario de una prolongación «consensuada» con los vecinos y «replanteada» con el fin de reducir su impacto y evitar tantos derribos.
En este sentido, aseguraron que otro proyecto de rehabilitación del Cabanyal «es posible» y confiaron en que la propuesta del diputado socialista fuera «en esta dirección».