El programa electoral incluye la conexión de Blasco Ibáñez con el paseo marítimo, calificada de "valiente"

El PSOE se compromete a prolongar el Paseo al mar

1991-05-01Publicat per: Levante
El PSPV-PSOE ha decidido incluir en su programa electoral para la ciudad de Valencia la "prolongación" de la avda. de Blasco Ibáñez, también conocida como Paseo al Mar, hasta el paseo marítimo a través del barrio del Cabanyal. Esta propuesta, calificada de "valiente" por uno de los responsables del programa, ha sido adoptada después de años de debate interno motivado por la polémica que puede provocar en el vecindario, precisamente el más fiel a los socialistas de la ciudad.

La decisión de incluir esta propuesta en el programa confirma las declaraciones que realizó el concejal de Urbanismo Miguel Albuixech, tras el fallo del concurso de ideas convocado hace tres años por el ayuntamiento para revolver esta cuestión. Albuixech indicó entonces que por razones de coherencia urbanística era conveniente la citada prolongación, que comunicará la calle de Serrería, donde ahora termina la avenida más ancha y más larga de toda la ciudad, con el paseo marítimo, cuyas obras comenzarán en junio.

Con el paso del tiempo y a la vista de la degradación que se produce en la zona del cabanyal, sin planeamiento aprobado, la inicial oposición vecinal a este proyecto ha ido decreciendo hasta el punto de que la influeyente Asociación de vecinos del Cabanyal, o al menos un sector muy importante de la misma, ha acabado comprendiendo la conveniencia de la prolongación para el desarrollo de la zona.

Los proyectos técnicos que se barajan consisten en una avenida de treinta y dos metros de anchura, que mantenga los dos carriles de tráfico y uno de carrilbus en cada sentido existentes ahora en el tramo realizado, con aceras de siete metros de anchura y doble fila de arbolado. Dichos estudios indican que con las prolongación de la avenida de ancho similar al de Perís y Valero, desaparecerían 155 viviendas repartidas en dieciocho edificios de más de tres plantas, además de fincas bajas, solares y casas en ruinas, desembocando en el inicio del paseo marítimo, en la plaza que el proyecto dejó lista para la recepción de la prolongación de la avenida.