Barberá rectifica y vuelve a conceder licencias de obra menor en El Cabanyal

2010-11-27Publicat per: El País
El Ayuntamiento de Valencia mantiene desde hace meses que no puede conceder licencias de obra en el barrio de El Cabanyal. Ahora, sin embargo, las da. La asociación de vecinos y la de comerciantes no salían ayer de su asombro. El Consistorio, presidido por Rita Barberá, se había mostrado férreo en este asunto al argumentar que la paralización de su plan urbanístico para El Cabanyal ordenada por el Ministerio de Cultura implicaba la suspensión de cualquier licencia de obra o actividad hasta que se pronunciaran definitivamente los tribunales. Los vecinos se quejaron, los comerciantes también, pero el gobierno local no cedía. Ahora, sin avisar, vuelve a dar licencias desde hace una semana.
El Ayuntamiento defiende un proyecto para El Cabanyal que pasa por prolongar la avenida de Blasco Ibáñez hasta la playa a costa de más de 450 casas. El pasado enero, el ministerio ordenó pararlo porque a su juicio supone un "expolio" del patrimonio artístico. La Generalitat, para apoyar a Barberá, aprobó un decreto que sorteaba la orden de suspensión. El caso ha acabado en el Tribunal Constitucional, que mantiene de momento la paralización.

Vecinos y comerciantes insistían desde hace meses en que esa paralización pretende evitar la destrucción del patrimonio, pero no impide que se abra un bar o se restaure una fachada. Los comerciantes se reunieron con los concejales Francisco Lledó y Jorge Bellver para pedir que dieran licencias, pero estos se escudaron en que el ministerio no lo permitía. Ahora, sin embargo, la delegación de Urbanismo, dirigida por Bellver, ha concedido al menos 15 licencias de obra menor.

Vicente Gallart, portavoz de los vecinos, apuntó ayer que era un cambio extraño: "¿Por qué no decirlo si sería bueno para ellos?". José Santaclara, de los comerciantes, se mostró "perplejo y enfadado". "Nos tendrían que avisar para que la gente lo sepa", añadió. Ni Urbanismo ni el servicio de prensa del Ayuntamiento contestaron a la llamada de este periódico.