El Defensor del Pueblo intervendrá en la suspensión de licencias de obras y actividades El tribunal acerca al valor de mercado las tasaciones en la calle Francisco Baldomá

El TSJ sextuplica el valor de las expropiaciones del Cabanyal

2010-11-11Publicat per: Levante
El coste del plan especial del Cabanyal se multiplica a medida que pasan los años y los tribunales resuelven los recursos contra las tasaciones de los primeros inmuebles expropiados en el barrio por el Ayuntamiento de Valencia. El Tribunal Superior de Justicia ha multiplicado por seis la valoración municipal inicial de una parcela con un almacén ubicada en la calle Francisco Baldomá. El tribunal estima que el valor del solar de 260 m2 es de 324.000 euros, frente a los 57.000 que le asignó el ayuntamiento en 2002. El TSJ suscribe así la tesis del Jurado Provincial de Expropiaciones, que en 2006 multiplicó por cuatro el valor de la citada parcela al acercar la tasación al precio de mercado.
El Ayuntamiento de Valencia inició en el año 2002 un proyecto de expropiación de los terrenos necesarios para construir 47 viviendas protegidas en la calle de Francisco Baldomá. El expediente de expropiación afectaba a tres propietarios y a una superficie de 1.304 m2. La expropiación se aprobó en abril de 2005 por un importe de 279.008 euros (214 euros el m2). Sólo uno de los propietarios recurrió y ahora el TSJ ha reconocido a su propiedad seis veces el valor inicial. La junta de Gobierno acató el 22 de octubre la sentencia.
Tomando como referencia la tasación de la sentencia del TSJ que multiplica por seis las previsiones municipales, el coste del plan del Cabanyal sólo en expropiaciones se dispararía a 84 millones de euros.El concejal socialista Vicente González Móstoles, cuyo grupo ha presentado una alternativa sin derribos que prima la rehabilitación para el barrio, advierte de que si se suman las indemnizaciones por las casas que se derriban y el derecho a realojo, el plan podría acabar costando más de 200 millones.
Por otro lado, la Defensora del Pueblo en funciones ha tomado en consideración la queja de la Asociación de Vecinos del Cabanyal contra la suspensión de las licencias de obras y actividades en el barrio. La decisión se adoptó en aplicación de la orden del Ministerio de Cultura que paraliza el plan especial por entender que representa expolio. La asociación de vecinos formuló la queja al Defensor a raíz de una circular de la Secretaría de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia que suspende como medida cautelar todos los expedientes administrativos en el Pepri.

Luto en una familia histórica del barrio

El Cabanyal se vistió ayer de luto por el fallecimiento de Josefa Nicolau Terencio, esposa de Faustino Villora Maestro, que murió el pasado 2 de noviembre. Josefa y Faustino eran dos vecinos históricos del Cabanyal y un símbolo para el barrio. Ambos fallecieron, con apenas ocho días de diferencia, en su casa de la calle San Pedro, una de las zonas afectadas por la prolongación de Blasco Ibáñez. La calle San Pedro pasa por ser la más antigua de este antiguo barrio de pescadores declarado Bien de Interés Cultura por su trama urbana y su arquitectura modernista.
Faustino Villora, hijo de los fallecidos y dirigente de Salvem el Cabanyal durante una década, se consolaba hace unos días, tras la pérdida de su padre, pensando que había muerto a los cien años en su casa de toda la vida gracias a la lucha de la plataforma contra el plan urbanístico. Josefa Nicolau será enterrada hoy a las 16 horas en el Cementerio del Cabanyal.