El Ayuntamiento ha hecho un estudio de colorimetría para devolver al barrio marinero sus tonalidades originales

El Cabanyal se da un baño de color

2010-10-15Publicat per: Las Provincias
Limpian las fachadas, solares y medianeras para frenar la degradación
El plan especial de limpieza impulsado por el Ayuntamiento en el Cabanyal va cogiendo color, buena prueba de ello, es la campaña que han iniciado para eliminar las pintadas de los solares vallados y para recuperar el color original de las viviendas que ya son propiedad municipal en una parte del barrio que ha quedado paralizada por la orden del Ministerio de Cultura que bloquea el proyecto de prolongar Blasco Ibáñez hasta el mar.
Si hace ya unas semanas la intervención municipal comenzó por reforzar el barrido y baldeo de las calles varias veces al día los siete días de la semana, y continuó con campañas de acción directa para informar sobre la importancia de mantener limpia la vía pública, ahora se simultanean estas dos fases con la mejora del ornato en fachadas, medianeras y solares.
Este baño de color se ha comenzado ya a aplicar sobre un espacio de 1.000 metros cuadrados, pero se prevé que la actuación supere los 100.000 metros cuadrados. «Los primeros doce puntos donde se ha intervenido se encuentran en las calles Luis Despuig, San Pedro o Francisco Eiximenis, pero durante estos días se pintarán cerca de un millar de fachadas y medianeras. Se empezará por las recayentes a Serrería y Mariano Blas de Lezo, muy cerca de la estación del Cabanyal», indica Ramón Isidro Sanchis, concejal delegado de Residuos Sólidos y Limpieza . Además, de forma progresiva se irá extendiendo la capa de color a todas las casas o solares de propiedad municipal hasta aproximarse a la fachada marítima.
La elección de las tonalidades que se aplican en las paredes ha sido consensuada con vecinos de la zona. «Se ha hablado con residentes para conocer los colores tradicionales de las casas del barrio, además, también se ha consultado los archivos de la empresa gestora del plan del Cabanyal», según Francisco Planells, técnico municipal que supervisa los trabajos.
Cabe destacar que para los solares se están utilizando tres colores, que se pintan con rayas oblicuas. «En vez de usar franjas grises, que supondrían visualmente una prolongación del pavimento de la acera, se asignan tonos terrosos para hacer alusión al solar que rodea al muro», indica el concejal. Además, aplican rayas en muros y medianeras porque «se pretende evitar las pintadas de grafiteros. Ya no ven un muro con una capa uniforme que les sirva como 'lienzo', sino que hay tramos discontinuos».
En el caso de las fachadas, han previsto una gama de ocho colores teniendo en cuenta los tonos originales de las viviendas, que van desde el blanco roto, al beige, ocre, rojizo, calabaza, azul mediterráneo, azul grisáceo y terroso. «El color se aplica en paños enteros, sobre toda la superficie de la fachada, no como pequeños parches para tapar pintadas. De este modo, se consigue un mayor ornato», añaden.
Este lavado de imagen para frenar la degradación del barrio del Cabanyal supondrá una inversión de 200 euros al día.