La XII edición de la iniciativa cultural contará con 40 artistas, que presentarán ochenta obras en 25 casas del barrio

Cabanyal Portes Obertes se fija en el cómic

2010-09-26Publicat per: Levante
La versión 2010 de la iniciativa cultural Cabanyal Portes Obertes utilizará al cómic como herramienta reivindicativa. Para ello, la plataforma Salvem el Cabanyal contará con la colaboración de 40 personalidades relacionadas con el noveno arte, entre dibujantes y coleccionistas.
La muestra, que será inaugurada el próximo 5 de noviembre, se vehiculará a través de la utilización de 25 casas del barrio marítimo, que albergarán las más de 80 piezas integradas en la cita, entre originales y viñetas confeccionadas para la ocasión.
La idea de apoyarse en el mundo del tebeo surgió de forma espontánea en una de las asambleas de la organización vecinal. Luis Francisco Herrero, portavoz de Salvem, explicó que «nuestra intención es coordinar un acto diferente, que nos ayude a enseñar la realidad del barrio al mayor número de gente». Por ello, agradeció la participación de los 25 vecinos que este año han cedido sus inmuebles, «no es fácil abrir tu casa durante los fines de semana de un mes. Su apoyo es de agradecer». Lo cierto es que mucho ha llovido desde el año 1998. Poco a poco, Cabanyal Portes Obertes se ha consolidado en el panorama cultural de la zona, «hablamos de un acto que causa que la gente visite distintas viviendas del barrio. Los asistentes ven con sus propios ojos la realidad del Cabanyal, le ponen cara a lo que está sucediendo». Todas los actos englobados en la iniciativa serán gratuitos y Salvem editará un tríptico informativo sobre el recorrido a seguir por el distrito marítimo.
A su vez, la agrupación pondrá a disposición del público diversos materiales de merchandising relacionados con la XII edición, como una camiseta conmemorativa que integrará algunas de la viñetas expuestas.
Herrero explicó que la cita ayuda a Salvem a «traspasar barreras. Nos permite llevar el conflicto a la estela internacional, ya que contaremos con autores procedentes de Japón. Creo que utilizar el arte para proteger a una comunidad amenazada es todo un acierto».