Bellver asegura que cumple lo indicado por el Gobierno y el PSPV critica que sólo hay que paralizar las obras de la prolongación

El Ayuntamiento suspende otra licencia para pisos en el Cabanyal

2010-09-21Publicat per: Las Provincias
La comisión de Urbanismo acordó ayer aprobar y dejar en suspenso la licencia de obras solicitada por una empresa para la construcción de tres viviendas unifamiliares en el barrio del Cabanyal, en la zona declarada Bien de Interés Cultural en 1993. Días después de que el Ministerio de Cultura difundiera un informe de la Abogacía del Estado sobre este asunto, el Ayuntamiento mantiene el criterio de seguir «a rajatabla», como dijo la alcaldesa Rita Barberá, la orden ministerial del pasado diciembre que paralizó cualquier actuación en el plan urbanístico.
La mercantil Alfar XIV S.L. había pedido licencia de edificación para unos inmuebles en los números 389 y 391 de la calle Padre Luis Navarro y en el 348 de la calle Progreso. La resolución dice literalmente: «adoptar la medida cautelar de la suspensión del presente procedimiento de concesión de licencia de edificación, en cumplimiento de la Orden del Ministerio de Cultura, por la que se resuelve el procedimiento de expoliación del conjunto histórico».
En opinión del concejal socialista Vicente González Móstoles, se trata de una «maniobra más de acoso y derribo para el sufrimiento de los vecinos, un acto casi sádico». Recordó que hay 15 licencias en suspenso y que la orden ministerial se ciñe sólo a «las unidades de la prolongación de Blasco Ibáñez». Por el contrario, el concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, replicó que el informe de la Abogacía del Estado no ha llegado al Ayuntamiento y que lo conocen a través de la prensa.
Fue la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal la encargada de difundirlo. El delegado aseguró que hay párrafos «muy reveladores» que desvelan la estrategia del Gobierno, conocedor de que «el decreto no se sostiene y no pueden suspenderlo todo», por lo que auguró un cambio de criterio para permitir la continuación de las obras fuera de la zona protegida.
El caso es que la prolongación tiene varios tramos fuera de la zona declarada Bien de Interés Cultural, por lo que la interpretación que hace el gobierno municipal del informe de la Abogacía del Estado es totalmente distinta a la del grupo socialista. «Es un paso previo a que se desdiga el Ministerio», reiteró Bellver tras la comisión.
El edil dijo que el Ayuntamiento «desea otorgar licencias pero tenemos que seguir la Orden que prohíbe cualquier actuación». Sobre las licencias comentó que no «tenemos todas las licencias paralizadas de manera indiscriminada sino que las decisiones son singulares», para apuntar que el informe de la abogada del Estado «dice lo mismo y es lo que hacemos».
Entre las licencias paralizadas hay obras de nueva planta y reforma de viviendas. Las únicas autorizaciones que se conceden son las que se refieren a cuestiones de seguridad y mantenimiento de la estructura del inmueble. De estas últimas se han concedido tres en los últimos meses.