Un juzgado estudia los derribos junto a la zona protegida

2006-11-29Publicat per: Las Provincias
El juzgado de lo contencioso número 2 inició ayer la práctica de las pruebas de la demanda interpuesta por Salvem el Cabanyal contra el derribo de media docena de edificios fuera de la zona protegida del barrio.

Ramos aseguró que los arquitectos redactores del plan del Cabanyal testificaron que eliminaron la protección de cien edificios en el proyecto final debido a que esto chocaba con la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

La entidad vecinal recurrió en el Supremo la sentencia del Tribunal Superior favorable a la tesis del Ayuntamiento, aunque logró que un juzgado paralizase los derribos en la zona declarada Bien de Interés Cultural.

La comisión de Urbanismo ya había concedido licencia para la demolición de seis inmuebles, situados en la calle Progreso, Escalante, José Benlliure y Barraca. Esto fue paralizado por el juzgado y en algunos casos, la empresa municipal tuvo que hacerse cargo de reparaciones, para evitar el deterioro de los inmuebles, todos desocupados.

Al margen de la zona protegida, el gobierno municipal ha contratado más derribos en la calle San Pedro, donde la asociación de vecinos presentó otro recurso, visto ayer en uno de sus trámites, con el propósito de frenar la urbanización de un futuro bulevar.