Los vecinos dicen que tras sus denuncias han baldeado por primera vez para retirar el polvo

Las obras en calles del Cabanyal bloquean la entrada de viviendas durante una semana

2006-11-16Publicat per: Las Provincias
Los vecinos del Cabanyal se despertaron ayer con sorpresa al comprobar que tras una semana de dormir entre escombros las máquinas excavadoras estaban retirando montañas de material de obra apilado durante días delante de sus puertas. Los residentes aseguran que los operarios han actuado tras la denuncia vecinal.
Días y días teniendo que saltar montañas de escombros para entrar en sus viviendas. Así han tenido que vivir los vecinos de la calle Padre Luis Navarro desde que el Ayuntamiento está renovando la calzadas y el pavimento.

“Es como si viviéramos en una ciudad en guerra. Yo nunca había visto que se ejecutara una obra de esta manera”, explicó Vicente Gallart, portavoz de la asociación de vecinos.

Los afectados explicaron el martes ante los medios de comunicación lo que estaba ocurriendo en sus hogares y anunciaron que como habían recogido 1.845 firmas iban a solicitar un pleno extraordinario para exigir más rapidez y más coordinación en las obras. “Y hoy, por ayer, nos hemos levantado con la sorpresa de que estaban retirando todos los escombros que llevaban acumulados días y días”, dijo el portavoz vecinal.

Suciedad por todas partes
Las caídas han sido múltiples e incluso hay vecinos que han denunciado las obras porque tienen enfermedades respiratorias que se están agravando. “Desde que comenzaron los trabajos no se ha baldeado ni una sola vez las calles y el polvo se acumula por todas partes. Sin embargo, esta mañana hemos visto que estaban baldeando. No es coincidencia”, explicó Vicente Gallart.

La situación ha llegado a tal extremo que los vecinos han tenido que envolver sus viviendas con plásticos para que no les entre la suciedad.

El concejal de Obras en la Vía Pública, Francisco Lledó, aseguró que él no ha pedido a las contratas municipales que aceleren los trabajos o que retiren los escombros. “Las obras van a buen ritmo y consideramos que se están haciendo bien. No tenemos ninguna queja”, comentó el concejal.

Los problemas se están produciendo en las calles Rosario, Escalante, Progreso y Padre Ruiz Navarro, porque las que se ejecutan en Pedro Maza, Remonta o las plazas Cruz del Canyamelar y Virgen de Vallibana ya están casi finalizadas.

El concejal Lledó insistió en que los trabajos que empezaron en septiembre finalizarán en diciembre como estaba previsto y se están ejecutando con celeridad para afectar lo menos posible a los residentes.