La asociación del barrio, la federación y la oposición municipal condenan los hechos

La policía interroga a los empleados de las contratas por el sabotaje del Cabanyal

2006-11-08Publicat per: Levante
La Policía Nacional interroga a los trabajadores de las contratas de peatonalización del Cabanyal-Canyamelar con motivo del sabotaje que se produjo en las obras empleadas en los trabajos para intentar conocer quienes han sido los autores y proceder a su identificación y detención. Así lo manifestó ayer el subdelegado del Gobierno en Valencia, Luis Felipe Martínez.

Los trabajos que se realizan desde el pasado verano forman parte del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) y es el primero que se produje contra las obras aunque no el primer boicot sobre obras del citado plan que lleva a cabo el consistorio valenciano.

El subdelegado indicó que «por el momento se desconocen quienes pueden ser los autores de los hechos, que tuvieron lugar durante la noche. En estos momentos no disponemos de mucha información a pesar de haberse iniciado las investigaciones nada más producirse los hechos» y agregó que «se ésta interrogando y tomando declaración a todas las personas afectadas para saber a quién han visto a quién no».
Los autores de los hechos causaron daños en 22 máquinas y dos depósitos de combustible y pincharon más de 70 ruedas. Con esa acción inutilizaron toda la maquinaria operativa en las obras durante unos dos días.
La condena al ataque de las obras de ejecución del Pepri que ayer publicó éste periódico no se hicieron esperar, además de la del equipo de gobierno y de las denuncias interpuestas por las empresas. Los vecinos lamentaron los hechos y ya anunciaron que «acciones de ese tipo nunca contarán con nuestro respaldo». Así se expresaba el vicepresidente de la Asociación de Vecinos del Cabanyal-Canyamelar, Vicente Gallart, quien agregó que «ni tampoco tendrán el apoyo de los 600 residentes firmantes del escrito en contra del desorden y la descoordinación en la ejecución de los trabajos. Ese es otro cantar. Creemos que si hubieran contado con nosotros en la ejecución de las obras se podrían haber desarrollado de otra forma. Hablamos de no hacerlas toda a la vez, o sea paulatinamente. Lo lamentable es que incluso la grúa sigue operando sin resultar imprescindible en un caso de estas características» e insistió en que «jamás hemos apoyado ni apoyaremos actos vandálicos porque van en contra de nuestra filosofía». Para paliar lo considerado como «caos» por los vecinos plantean utilizar los aparcamientos construidos detrás de la calle Doctor Lluch que ahora sirven de almacén para materiales de construcción.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, Mª José Broseta, condenó con energía las actuaciones vandálicas en las obras de los barrios de los poblados marítimos. «Igual se supone que podríamos tomar medidas en todas las obras porque es un sinsentido lo ocurrido. Hay que tomar parte para evitar hechos de esas características pero, ahora bien, otra cosa distinta son las reivindicaciones de los vecinos que deben ser escuchados», dijo la dirigente vecinal.

Quienes también condenaron ayer los hechos fueron los grupos de la oposición en el consistorio valenciano. El PSPV mostró su convencimiento en la pronta detención de los culpables. Hechos como estos empañan la convivencia ciudadana y deben aclararse con la máxima celeridad. En similares términos se expresó EU quien lamentó los daños y la acción vandálica.