El informe dice que la orden del Ministerio de Cultura afecta sólo a la zona protegida y la de la prolongación de Blasco Ibáñez

La Abogacía del Estado rechaza la paralización de las obras en el Cabanyal

2010-09-17Publicat per: Las Provincias
El Ayuntamiento de Valencia no puede denegar todas las licencias de obras en el barrio del Cabanyal. Es la conclusión a la que llega un informe de la Abogacía del Estado realizado a petición del Ministerio de Cultura y que ha difundido la plataforma vecinal contraria a la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.
El estudio jurídico responde a las preguntas del Ministerio sobre la normativa autonómica y municipal que debe aplicarse a las obras mayores, menores y los permisos de actividad. Cabe recordar que el gobierno municipal envió una circular a los servicios municipales para que no se concediese ninguna licencia de obras, al entender que la resolución del Ministerio del pasado enero paraliza cualquier actuación y no sólo las que se refieren a la demolición de edificios y la apertura de la avenida.
El informe del Gobierno a la plataforma Salvem el Cabanyal tiene fecha de ayer (día 16), cuando la portavoz del grupo socialista, Carmen Alborch, presentó una alternativa a la prolongación, una iniciativa de rehabilitación y construcción de viviendas expuesta en la web www.lapepri.com.
En dicha comparecencia desveló que el Gobierno ultimaba una alternativa al plan urbanístico aprobado por el Partido Popular. El informe conocido hoy puede ser el primer paso de esa iniciativa.
En el preámbulo del documento se habla del temor que la “suspensión de cualquier licencia podría repercutir gravemente en la protección y conservación de los inmuebles singulares del conjunto histórico-artístico del Cabanyal”.
Tras un extenso repaso a las consideraciones jurídicas, la conclusión es que la suspensión del plan urbanístico “debe limitarse a aquellos aspectos del mismo que supongan expolio en los términos de la Orden CUL/3631/2009”, en referencia a lo dictado por el Ministerio de Cultura y que derivó en un recurso de inconstitucionalidad por parte del Gobierno contra la Generalitat, después de varios trámites legislativos a favor y en contra de la prolongación.
El tercer punto de las conclusiones subraya que la Orden “no implica la necesaria e indiscriminada denegación de concesión de licencias municipales de cualquier tipo. Habría que analizar cada clase de licencia solicitada, comprobar la calificación jurídica del inmueble, concreto, estudiar el tipo de intervención propuesta y analizar el impacto del plan urbanístico sobre las mismas, y sólo posteriormente se deberían conceder o denegar aquellas”.
En un comunicado, Salvem el Cabanyal afirma que si el Ayuntamiento “continua con su actitud de negar cualquier licencia estaría prevaricando”, para añadir que no se puede entender la actitud “del gobierno municipal si no es porque sólo tiene un propósito con el Cabanyal: degradarlo y hacer la vida de sus vecinos y comerciantes cada vez más difícil”.