El grupo socialista presenta un proyecto para rehabilitar 400 casas, construir 2.500 más y urbanizar calles del barrio con arbolado

Alborch desvela una alternativa del Gobierno a prolongar Blasco Ibáñez

2010-09-17Publicat per: Las Provincias
La portavoz socialista, Carmen Alborch, presentó ayer un plan alternativo a la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, con 2.500 nuevas viviendas en los solares actuales y en la calle Eugenia Viñes, así como 35 nuevos equipamientos, realizado en «sintonía» con el Gobierno y que anticipa una propuesta similar del Ejecutivo de Zapatero.
«El Gobierno, cuando tenga que presentar algo lo hará», para insistir en que la iniciativa llamada La Pepri ha sido dirigida desde el grupo municipal, con la coordinación del arquitecto David Estal.
La concejala añadió sobre esto que desde Madrid «se está trabajando en todo, también en esto». Recordó una comparecencia en el Senado de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, quien ya avanzó propuestas alternativas a la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, paralizada por el recurso del Gobierno presentado en el Tribunal Constitucional. A pesar de que carece de competencias en materia de planeamiento, todo hace indicar que en los próximos meses se difundirá un plan urbanístico nacido fuera del Consistorio. Sobre La Pepri, a parte sustancial del proyecto se basa en la creación de una web (www.lapepri.com), abierta a la participación ciudadana y donde se vislumbran la mayor parte de los 35 equipamientos propuestos.
Todavía con la resaca de su anuncio de que no se presentará de nuevo en la candidatura socialista, Alborch reiteró que este trabajo es ejemplo de que mantendrá el mismo nivel de iniciativas hasta el final de este mandato.
Asistió a la presentación el concejal Vicente González Móstoles, además del citado Estal. El primero citó como ejemplo la reurbanización de la calle de la Reina, con arbolado, aceras más anchas y una línea de tranvía.
También la avenida Mediterráneo, donde en la web se puede ver el curioso ejercicio de superponer el palmeral de la avenida Reino de Valencia con la planta viaria de la primera. «Cambia por completo», dijo el concejal en referencia a la apertura de mayores espacios para los viandantes.
En los dos casos, el punto débil es la reducción de plazas de aparcamiento de vehículos, aunque Alborch precisó que La Pepri se basa en «la participación y en las propuestas de los vecinos». Por la tarde, presentó la iniciativa en el Marítimo, donde hicieron varias demostraciones de navegar por la web.
El concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, replicó poco después que le parecía «una verdadera vergüenza, un insulto a los vecinos, que llevan once años esperando que se pueda ejecutar el plan y, con él, las dotaciones y servicios que el Ayuntamiento ha de desarrollar en el barrio».
«A la señora Alborch le ha faltado decir que, si un solar o una casa del Cabanyal no se ha construido en él o no se ha rehabilitado, no es por ningún abandono municipal, sino porque llevamos once años de litigios en los que no se ha podido ejecutar el plan debido al empecinamiento de los Salvem y al afán de paralización del barrio», dijo por último el delegado.