Las viviendas servirán para realojos de afectados por la apertura de Blasco Ibáñez

El Ayuntamiento halla deficiencias en 72 pisos que acordó recibir de una empresa

2006-07-18Publicat per: Las Provincias
Un informe de la concejalía de Patrimonio y difundido ayer por el grupo de Esquerra Unida refleja numerosas deficiencias en las 72 viviendas construidas por la empresa Dune S.L, propiedad de la familia Ferrando, y que debe recibir el Ayuntamiento para afectados por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez a través del barrio del Cabanyal.

La concejala María Victoria González reprochó que la empresa municipal AUMSA, encargada del acuerdo con la constructora, no hiciera “más inspecciones durante las obras y sea ahora, cuando toca recibir los pisos de protección oficial, que los técnicos de Patrimonio descubran las deficiencias”.

Según el informe citado, ninguna de las viviendas tiene el alta de electricidad y agua potable. Esto se debe, según González, a que la Conselleria de Territorio “es muy estricta para conceder la calificación de vivienda de protección oficial. Si no se consigue, los pisos no pueden tener agua ni luz”.

Otras deficiencias son la oxidación de las rejillas que dan a la galerías, así como la “falta generalizada de tapones en todos los desagües, así como sus cadenillas de sujeción.” Más serio es el apartado siguiente, donde los técnicos constatan la presencia de fisuras en el revestimiento de los tabiques “en su encuentro con los cajones de persiana”.

En cuanto a las de cada vivienda, es un defecto casi generalizado en las 72 viviendas que las puertas rocen con el pavimento, así como azulejos rotos y baldosas estropeadas.” González dijo que el Ayuntamiento debe “recibir en perfectas condiciones las viviendas”, para recordar que la empresa recibió a cambio otras viviendas en las mismas fincas y tres solares junto al Palacio de Congresos, en principio destinados para colegios.