Otra cara para El Cabanyal

2010-09-17Publicat per: El País
El Cabanyal puede ser diferente del barrio plagado de solares y con sombras de marginación que es hoy. Los socialistas presentaron ayer un PEPRI (Plan Especial de Reforma Interior) alternativo al aprobado por el Consistorio de Valencia, que prevé prolongar la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar a costa de cientos de edificios del barrio. "La Pepri es la alternativa progresista y participativa al fracasado plan del Cabanyal del PP", dijo la portavoz municipal de Valencia, Carmen Alborch,

González Móstoles: "Es un proyecto menos costoso que la prolongación"

La propuesta, coordinada por el arquitecto David Estal -asociado al proyecto de Vía Verde- se sostiene en la rehabilitación de edificios (unos 400), en la construcción de nuevas viviendas (unas 2.500) y en la restauración y uso de varios edificios como contenedores de cultura. En este sentido, la Pepri incluye la construcción de un archivo histórico en el cruce de las calles de San Pedro y Pescadores -amenazados por la demolición- o la articulación de una ruta en torno a las casas catalogadas por la belleza de sus azulejos.

Para revitalizar el barrio, hay que rejuvenecerlo. El arquitecto sugiere transformar el Bloque de viviendas conocidas como Jarabo en un colegio mayor universitario. La vieja nave de hielo Sàndol se convertiría en un centro cultural y podría albergar el Museo del Mediterráneo, un proyecto abanderado por el Gobierno central.

El espacio soñado por el partido de la oposición peatonaliza varias de las calles transversales, que conducen a la playa, y la creación de 3.500 plazas de aparcamiento permitirá recuperar las calles, la peatonalización de algunas de ellas y la expansión del carril bici. Por la pantalla preparada para la presentación desfilaron figuraciones de calles conocidas del barrio -como la avenida del Mediterráneo o la calle de la Reina-, donde a su imagen real se superpuso otra "más humana y habitable", dijo Estal.

"Es un proyecto menos costoso económicamente que el plan de la alcaldesa Rita Barberá", defendió el concejal y arquitecto Vicente González Móstoles, que también ha participado en el proyecto.

El edil comparó la batalla que se está librando en El Cabanyal con la autovía diseñada hace sesenta años sobre Lower Manhattan. "Si entonces fue posible evitar la construcción de la autovía, también es posible ahora detener la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez", apostilló.

Los socialistas no pusieron precio a su alternativa. Sí recordaron que el Gobierno está elaborando un plan integral para el barrio marinero, que abarca más aspectos que los urbanísticos. "Eso es una cuestión que depende de ellos", dijo la portavoz Carmen Alborch tras recordar el trabajo hecho por el Ministerio de Cultura. Por la tarde, los socialistas presentaron ante vecinos y entidades ciudadanas de dentro y fuera del barrio una web (www.lapepri.com) abierta a la participación y donde caben sugerencias o mejoras a este plan.

Desde el equipo de gobierno, Alfonso Grau, consideró una "burla a los vecinos" y un "insulto" por su falta de "rigor" el plan alternativo presentado por la oposición.

Grau criticó que los socialistas realicen esta propuesta cuando los vecinos de este barrio valenciano "llevan nada menos que once años esperando que se pueda ejecutar el PEPRI oficial".

Vicente Gallart, portavoz de la Asociación de Vecinos, dio la bienvenida a la propuesta socialista. "Es la mejor garantía para que se garantice la protección de sus valores patrimoniales y el futuro de los vecinos", dijo.