La federación se reúne con la APV y anuncia que presentará alegaciones al proyecto

Los vecinos temen que la ampliación norte del puerto destruya las playas como en Natzaret

2006-05-18Publicat per: Levante
La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Mª José Broseta anunció ayer que presentarán alegaciones al proyecto de la ampliación norte del Puerto de Valencia, tal como hicieron hace un año con las obras de la nueva bocana. «Nos preocupan el impacto en las playas, el aumento del ruido y la afección a la fauna y flora litoral», declaró Broseta. La Autoridad Portuaria de Valencia convocó el martes a la Federación de Asociaciones de Vecinos a una reunión informativa sobre la ampliación norte del puerto, cuyo estudio de impacto ambiental (EIA) se encuentra en fase de información pública. Al encuentro asistieron los responsables de medida docena de asociaciones de vecinos de los barrios del Marítimo, encabezados por la presidenta de la federación.

Broseta, que no quiso posicionarse de antemano, sí comentó que «cada vez que el puerto crece lo hace a costa de la ciudad». Más contundente se mostró el portavoz de la Asociació de Veins y Veïnes de Natzaret, Julio Moltó, quien aseguró que los vecinos temen que con esta ampliación ocurra lo mismo que hace 20 años cuando la ampliación sur del puerto destruyó la playa de Natzaret.

Tal como informó ayer este diario, la ampliación norte del puerto agravará el deterioro (basculamiento hacia el Sur) de las playas de la Malvarrosa y las Arenas y afectará de forma severa al paisaje costero. Las obras del canal y la bocana de la Copa del América han obligado a realizar aportes de arena a las playas para corregir el avance estimado de 140 metros de las Arenas y una regresión de 20 metros de la Malvarrosa. Moltó lamentó que se les haya notificado el proyecto con tan poco margen de tiempo para presentar las alegaciones. Moltó destacó las contradicciones sobre el impacto de las obras sobre la ciudad entre los técnicos contratados por el puerto, los técnicos independientes y los de la Conselleria de Territorio que en el Plan de Acción del Litoral (PAT) considera que el puerto no debería crecer más para evitar la degradación de las playas del Sur y de la Albufera. Según el EIA del proyecto de ampliación, el impacto sobre la playa de Pinedo y la Albufera se prevé moderado, algo que cuestionan los vecinos de Natzaret cuyo portavoz recordó que «el puerto ha desviado la desembocadura del río sin despeinarse y sin estudio ambiental y después se nos inundó el barrio». Los vecinos reclaman un debate «serio y plural» sobre la ampliación del puerto tanto por el impacto para la ciudad como por la fuerte inversión pública (530 millones de euros) que supone. El presidente de Salvem Cabanyal, Faustino Villora, manifestó que «el proyecto pone en peligro las playas y la calidad del agua tanto de las playas del Norte (Malvarrosa y Arenas) como de las del Sur y la Albufera». «Qué certeza hay de las necesidades que tendrá el puerto dentro de 30 años», dijo Villora quien se preguntó «por qué no se traslada la actividad a Sagunto».