La UE acepta la denuncia de Salvem El Cabanyal para detener las obras

2006-05-13Publicat per: Panorama actual
La Secretaría General de la Comisión Europea ha aceptado a trámite la denuncia presentada por la Plataforma Salvem El Cabanyal-Canyamelar de Valencia por haber aprobado el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del barrio sin tener la declaración del impacto ambiental, según informó este viernes la entidad en un comunicado.
Según la misma fuente, la Plataforma presentó una denuncia ante la Unión Europea por Incumplimiento del Estado español --Ayuntamiento de Valencia y Generalitat Valenciana -- de la Directiva 85/337/CEE en su versión modificada por la Directiva 97/11/CE de evaluación del impacto ambiental de proyectos de construcción.

La plataforma recibió el pasado 10 de mayo comunicación de la secretaria general en la que les comunicaba la decisión adoptada el pasado 24 de abril de asignar a la Dirección General de Medio Ambiente la tramitación del expediente que había presentado la entidad que, desde hace algunas semanas, está recogiendo firmas de apoyo a su denuncia. En estos momentos, ya se han tramitado más de mil, según aseguró.

La plataforma recuerda que el pasado 16 de marzo, la sala tercera del Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea condenó al Reino de España por incumplimiento de la Directiva 85/337/CEE, en su versión modificada por la Directiva 97/11/CE-Evaluación del impacto ambiental de proyectos de urbanización fuera de las zonas, en el caso Kinépolis de Paterna.

En este caso, esta directiva señala que los estados miembros deben adoptar las medidas necesarias para que, antes de concederse la autorización, los proyectos que puedan tener "efectos significativos" en el medio ambiente, por su naturaleza, dimensiones o localización, se tienen que someter a la autorización y una evaluación sobre sus efectos.

La plataforma explica que se trata de una Directiva de aplicación a España desde 1999 aunque en España sólo se exige Declaración de Impacto Ambiental en las reclasificaciones de terreno o proyectos de urbanización en suelo no urbanizable. En este sentido, señala que "dado que el PEPRI del Cabanyal se ejecuta en suelo urbano, no se realizó la Evaluación de Impacto Ambiental y posterior Declaración de Impacto Ambiental".

La entidad subraya la naturaleza del plan del Cabanyal "tiene como consecuencia arrasar parte de una estructura urbana, de una dimensión que afecta a 1.651 viviendas, y que por su localización, afecta a un centro histórico". Por ello considera que resulta "evidente" que el plan requiere de Declaración de Impacto Ambiental y que en este supuesto es de aplicación la sentencia de Paterna, en la que se condena a España por "haber permitido la construcción de un cine de grandes dimensiones sin la declaración, con la excusa de que se construyó en suelo urbano".

Según explicaron, en el momento de conocer esta resolución se dieron cuenta de que era de aplicación al Plan del Cabanyal y, por ello, presentaron una denuncia formal ante la Comisión Europea contra el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat.