Los derribos del BIC de El Cabanyal no tienen el beneplácito del CVC ni de la Academia de San Carlos

2006-04-22Publicat per: ABC
Para llevar a cabo los derribos en los inmuebles de la zona BIC afectada por el plan de prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez, el Ayuntamiento de Valencia necesita un informe positivo por parte de las entidades previstas por la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad Valenciana. Un informe que, según ha podido saber este periódico, no ha sido demandado todavía ni al Consell Valencià de Cultura (CVC) ni a la Academia de Bellas Artes de San Carlos, que son tradicionalmente las instituciones consultivas de la Generalitat Valenciana en materia patrimonial.

La reanudación de las obras del Plan de Protección y Reforma Interior (PEPRI) en El Cabanyal, gracias al levantamiento de la suspensión cautelar de los derribos dictada el 18 de abril por el TSJ, ha despejado legalmente el 98% del proyecto urbanístico sobre El Cabanyal.

La Ley exige dos informes positivos

La legalidad de la actuación sobre el 2% restante -que se corresponde con el perímetro delimitado por las calles Escalante, en su alineación más alejada del mar, Pescadores, Doctor Lluch, en su franja más cercana al litoral, y las calles de Amparo Guillém e Islas Columbretes-, está pendiente de resolución en el Tribunal Supremo por tratarse de una zona protegida con la figura de Bien de Interés Cultural.

Fuentes municipales aseguraron a ABC que el Ayuntamiento de Valencia posee todos los informes necesarios para derribar los edificios de la zona BIC en caso de que el TS emita una sentencia favorable.

Pero al parecer el Consistorio deberá superar otro escollo, dado que según la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad Valenciana, la descatalogación de un BIC exige al menos dos informes favorables por parte de las entidades consultivas previstas: las Universidades, el Consell Valencià de Cultura y la Academia de San Carlos. Sin embargo, a fecha de hoy ninguna de ellas ha sido consultada al respecto, según confirmaron el secretario de la comisión de patrimonio del CVC, Jesús Huguet y el presidente de la Academia, Joaquín Michavila.

Hace tres años, la plataforma vecinal que lidera la oposición al PEPRI buscó apoyo en la Academia de Bellas Artes de San Carlos. Para poder analizar el problema y adoptar sus posiciones, la junta rectora de la institución académica reclamó al Ayuntamiento de Valencia el expediente arquitectónico y urbanístico de El Cabanyal, que nunca les fue remitido.

En cualquier caso, y esta parece ser una traba mayor para asegurar la integridad del proyecto municipal, los principios conservacionistas de las instituciones capacitadas para emitir estos informes harían difícil que la desprotección de esta zona de El Cabanyal contara con el beneplácito preceptivo.

3,5 millones para urbanización

Por otra parte, el Consistorio informó ayer de que invertirá 3,5 millones de euros para acondicionar las calles y parques de varias de las calles ubicadas dentro de la zona BIC, pero no afectadas por la prolongación de Blasco Ibáñez.