EL DICTAMEN DETERMINA QUE EL PLAN DE PROLONGACIÓN DE BLASCO IBÁÑEZ "ESTÁ OPERATIVO Y VIGENTE"

Una sentencia del TSJ avala los derribos en el Cabañal fuera de la zona BIC

2006-04-18Publicat per: Panorama actual
El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha dictado sentencia firme que determina que el plan de reforma urbanística del Cabanyal-Canyamelar está "vigente y operativo" y que la paralización cautelar de derribos sólo afecta a la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC). El Ayuntamiento de Valencia informó esta tarde, mediante un comunicado, de que el fallo del TSJCV, contra el que no cabe recurso alguno, establece entre otras cosas que las licencias de derribo concedidas por el Consistorio a la sociedad pública AUMSA se ajustan a derecho.
La sentencia es, según fuentes municipales, favorable a los recursos presentados por el Ayuntamiento y AUMSA contra el auto de suspensión cautelar de las licencias administrativas de derribo de los inmuebles situados en los números 95, 101 y 21 de la calle de San Pedro, y 8 y 10 de la calle de Luis Despuig, así como en el número 32 de la calle de Francisco Eximinis.

Según el Ayuntamiento, el fallo determina que el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Cabanyal-Canyamelar está "vigente y operativo", por lo que la mayoría de los magistrados de la Sala del TSJCV -once de un total de catorce- ha considerado, refiriéndose al Auto que decreta la suspensión cautelar de los derribos, que "la juez de Instancia comete un error de principio que arrastra toda la resolución y termina acordando la suspensión".

Explica que este "error de principio" se debe a que "considera erróneamente que el PEPRI no puede considerarse vigente y operativo".

En este sentido, la sentencia matiza que sólo están suspendidos de forma cautelar los derribos en el área BIC "de inmuebles en el perímetro delimitado por las calles de Escalante, en su alineación más alejada del mar, Pescadores, Doctor Lluch, en la alineación más cercana al mar, y la nueva calle del proyecto situada entre las actuales calles de Amparo Guillém e Islas Columbretes".

El primer teniente de alcalde y portavoz del grupo popular, Alfonso Grau, en una primera valoración de la resolución, ha señalado que "la posición mantenida por el gobierno municipal ha sido y será siempre de máximo respeto hacia las decisiones de la justicia, tanto cuando los dictados han supuesto la paralización cautelar de los derribos, como ahora en que determinan que las licencias de derribo se ajustan a derecho".

Grau ha manifestado su deseo de que este respeto por la justicia por parte del PP se demuestre también desde los grupos políticos y la plataforma cívica que se oponen al PEPRI.

Esta sentencia posibilita que las obras del PEPRI sigan adelante, una vez ha quedado levanta la suspensión cautelar fuera de la zona BIC.

En este sentido, Grau ha afirmado que no le consta que existan otros recursos a licencias de derribo fuera de la zona BIC, aunque ha matizado que "la sentencia es muy clara y de ella se desprende que en esta zona del PEPRI del Cabanyal-Canyamelar, al igual que como en cualquier parte de la ciudad no declarada BIC, es posible que un particular o la misma Administración llevan a cabo derribos dentro de lo que establece la Ley".