FRANCISCO CARSÍ ESTIMÓ QUE LOS CONSTRUCTORES OBTENDRÍAN UN BENEFICIO DE 20 MILLONES

El PSPV alega en contra de tres recalificaciones de suelo escolar en Valencia

2006-01-01Publicat per: Panorama actual
El concejal socialista del Ayuntamiento de Valencia, Francisco Carsí, presentó una alegación a la recalificación de tres parcelas escolares situadas junto al Palacio de Congresos de la ciudad, porque su recalificación beneficiará, dijo, a una empresas que obtendrá un negocio de 20 millones de euros.
Carsí señaló que se trata de una operación que "perjudica gravemente a los intereses de todos los valencianos" e insistió en que "la recalificación supondrá para la empresa Dune SL un negocio de al menos 20 millones de euros, pero un claro perjuicio a los intereses públicos que verán reducida una vez más su disponibilidad de suelo para construir colegios".

En este sentido, indicó que la recalificación de estas tres parcelas (dos del sector Ademuz y una de Beniferri) "se lleva a cabo en cumplimiento de la permuta firmada por el Ayuntamiento y la mercantil DUNE SL (Gesfesa y otros)", por la que, explicó, "se les permitirá construir más de 300 viviendas, bajos comerciales y galería comercial, a cambio de 47 VPO que esta empresa construyó en la avenida de los Naranjos y que el Ayuntamiento dice haber adquirido para realojar a afectados por la apertura de Blasco Ibáñez, una apertura que está paralizada en el Tribunal Supremo y que podría perfectamente no llevarse a cabo".

Carsí apuntó que presenta esta alegación porque se eliminan tres parcelas escolares (10.545 metros cuadrados), "sin existir informe de la conselleria de Cultura", ya que, dijo, "tan sólo existe un escrito diciendo que “en la actualidad” no son necesarias, pero podrían serlo en un futuro".

Una de estas parcelas, situada en el sector urbanizable Beniferri, tiene 5.500 metros cuadrados y afirmó que "si no se hace el colegio dejarían sin centro escolar a todo ese barrio con 1.800 vecinos".

Además, el edil del PSPV aseguró que el Ayuntamiento hace un "negocio ruinoso para los ciudadanos", ya que adquiere 47 viviendas de protección oficial y "a cambio entrega unos solares donde se podrán vender los bajos comerciales como de renta libre, a pesar de haberse valorado en la permuta a precio de VPO".

Por otro lado, criticó que, además, "se le permite construir una galería comercial en la parcela de Xiprers con más de 2.000 metros cuadrados, que obviamente se venderán a precio de mercado y el Ayuntamiento les ha valorado a precio de VPO".

Igualmente, puntualizó Carsí, en esta parcela de la calle de Xiprers "se le regalan 3.200 metros cuadrados de espacio libre privado, vinculado a la galería comercial, que no se le ha cobrado en la permuta".

Al respecto, señaló que el Ayuntamiento valora en la permuta los garajes vinculados a las viviendas de VPO, "pero la recalificación les permite construir todo tipo de garajes rotatorios vinculados a la galería comercial, que tampoco se le han cobrado en la permuta", agregó.

Por todo ello, el concejal socialista incidió en que "se está facilitando a la mercantil DUNE SL un negocio por encima de los 20 millones de euros, con la banal excusa de que se construirán 300 VPO".

Esta recalificación, según el edil del PSP, "no se ajusta a la legalidad", ya que, dijo, "el documento de planeamiento debe concordar con la permuta efectuada y la permuta es de edificabilidad por edificabilidad, y el Ayuntamiento entrega a la mercantil DUNE SL mucha más edificabilidad de la que tienen las 47 VPO".

En este sentido, Carsí aseguró que en las permutas los bienes han de ser equivalentes, "sin embargo, el gobierno municipal del PP lo que está permitiendo es que los privados consigan plusvalías que no les corresponde, en detrimento del interés general".

En su opinión, "el PP está por un lado perjudicando a los escolares que no podrán acudir a un colegio en su mismo barrio y que deberán desplazarse a más de dos kilómetros para localizar un colegio público, pero además está perjudicando claramente los intereses económicos del conjunto de los valencianos".

Apostilló que "esto no es una permuta en igualdad de condiciones, sino un nuevo atropello a los valencianos, una actuación irresponsable que hunde más todavía a las arcas municipales", concluyó.