Y LA APERTURA DE BLASCO IBÁÑEZ AL MAR

El Supremo ratifica la legalidad del Plan del Cabanyal que prevé el derribo de 1.600 pisos

2008-12-24Publicat per: El Mundo
Con este fallo judicial se diluyen las opciones de recurso y se desbloquea el proyecto. El Supremo asegura que el plan respeta las leyes sobre patrimonio histórico y cultural. Se trata de la novena resolución favorable al Ayuntamiento de Valencia
El Tribunal Supremo ha ratificado la legalidad del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Cabanyal-Canyamelar en el recurso de casación interpuesto por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia.

El fallo es favorable al Ayuntamiento de Valencia, artífice de una herramienta urbanística contestada por las asociaciones cívicas y vecinales que pretende rehabilitar los entornos más degradados de los Poblados Marítimos.

Según fuentes del consistorio, la sentencia expresa "con rotundidad" que Plan del Cabanyal se ajusta a la legalidad y descarta la existencia de expolio de bienes culturales, tal y como alegaban los vecinos.

Así, se considera que las medidas urbanísticas impulsadas por el Ayuntamiento de Valencia para ejecutar el Plan Especial "no pueden tacharse de irracionales y arbitrarias". Es más, recuerda que en tanto en la formulación como en la aprobación de este planeamiento intervinieron las administraciones local y autonómica.

La resolución del Supremo continúa en la línea de los últimos pronunciamientos judiciales. En total, se han resuelto positivamente para el Ayuntamiento nueve litigios en relación al Pepri del Cabanyal, según han indicado fuentes de este departamento.

Aún así, la sentencia supone un paso decisivo para la ejecución de un controvertido proyecto que conlleva los derribos de cerca de 1.600 viviendas en el entorno marítimo de Valencia y la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

Este mismo tribunal ya acordó el pasado 13 de febrero desestimar los recursos de la asociación Salvem 'El Cabanyal' y los vecinos de Pavimar. Sin embargo, restaban por resolverse las alegaciones de la Federación vecinal, que engloba a todo el movimiento de la ciudad de Valencia.

El Plan Especial de protección y Reforma Interior (PREPI) de El Cabanyal, paralizado parcialmente por la Justicia, es una antigua aspiración del Gobierno local de Valencia. De hecho, se erige en la principal herramienta para revitalizar esta área urbana degrada.

Mediante la construcción de una nueva avenida, el Ayuntamiento pretende regenerar el barrio, con nuevas zonas verdes, nuevos bloques de viviendas y mejoras en las dotaciones públicas.

Desde el consistorio se asegura que esta operación es vital para la apertura de la ciudad al mar, en marcha en el entorno del Puerto gracias al PAI del Grao y el proyecto de marina y delta verde en la desembocadura del Turia.