Salvem El Cabanyal mantiene su defensa de la rehabilitación del barrio

2008-12-23Publicat per: Diario Crítico
La plataforma Salvem El Cabanyal seguirá defendiendo la rehabilitación de este barrio de la ciudad de Valencia porque considera que el proyecto de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar a través de esta zona de la capital "no tiene sentido". Por ello, esta entidad reclama al consistorio que "replantee" esta actuación.
Así lo indicó este martes, en declaraciones a EuropaPress, la portavoz de la plataforma, Maribel Doménech, tras conocerse la decisión del Tribunal Supremo (TS) de desestimar el recurso de casación interpuesto por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia contra la autorización del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) de El Cabanyal-Canyamelar y la resolución del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana avalando este proyecto.

Doménech lamentó que tras conocer el resultado de las otras sentencias, -conocidas el pasado mes de marzo, en las que el TS ya desestimó los otros dos recursos contra esta actuación urbanística interpuestos por la asociación de vecinos de Pavimar y el Instituto de Defensa de Intereses Patrimoniales, Culturales y Artísticos del Cabanyal Canyamelar (Indipcacc-Salvem El Cabanyal)- "ya esperábamos que esta no fuera diferente".

Al respecto, añadió que "casualmente", las sentencias del Supremo sobre este asunto, "siempre se dan en las fechas más tranquilas, en periodos de vacaciones", con lo que se trata de decisiones "con las que unos brindan con una copa de cava, y otros, no tanto", lamentó.

No obstante, la portavoz de Salvem el Cabanyal subrayó que la sentencia del Supremo "no modifica en nada nuestros objetivos de seguir defendiendo la rehabilitación del barrio, frente a la destrucción y la degradación".

En este sentido, reclamó a la administración municipal que se "replantee" el proyecto de prolongación de Blasco Ibáñez, porque consideró que, "hoy en día, no tiene sentido". Así, abogó por que "en vez de destruir siete casas" se mantenga, dado que estos inmuebles "podrían estar en un barrio protegido, y utilizarlos para algún servicio público".

"Degradación inducida"

Doménech también criticó "la degradación" del barrio que, según dijo, ha sido "inducida, para que los vecinos vendan sus viviendas", señaló. En este sentido, consideró que se trata de una "coacción", de la Sociedad Cabanyal 2010 -conformada por administración local y autonómica y encargada del desarrollo del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) de El Cabanyal- para que los propietarios les vendan sus casas.

Al respecto, agregó que se crea así "un espacio de indefensión de los vecinos", creado por Cabanyal 2010, que "destruye y degrada las viviendas que ya ha adquirido, para inducir al resto a vender". De este modo, sostuvo "como los propietarios venden de forma voluntaria", la sociedad, "no está obligada a seguir los pasos incluidos en el plan de expropiación", un plan, que, a juicio de Doménech "no existe".

La prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez de Valencia hasta el mar por el barrio de El Cabanyal-Canyamelar es un proyecto urbanístico del equipo de gobierno del Ayuntamiento de esta ciudad, presidido por la alcaldesa Rita Barberá. Desde que comenzó a gestarse esta intervención, han pasado 11 años de debate en torno a esta actuación en las instancias administrativas y judiciales.