PARA PROLONGAR BLASCO IBÁÑEZ HASTA EL MAR

La crisis desencadena una venta masiva de casas afectadas por el Plan del Cabanyal

2008-10-12Publicat per: El Mundo
El Ayuntamiento encarga proyectos para construir más pisos de realojo y un párking
También tramita otras 50 licencias de derribo previstas en el plan especial del barrio
Más de 11 años lleva el Ayuntamiento de Valencia tratando de ejecutar uno de sus proyectos estrella: la apertura de la avenida Blasco Ibáñez al mar a través del Cabanyal. Durante este tiempo han aparecido mil trabas contra el proyecto como su judicialización, la negativa de los vecinos afectados a desprenderse de sus casas o la constitución de una plataforma de rechazo.

Ahora, pasado el tiempo, la crisis ha venido a solventar el problema más grave. El precio de los pisos se ha desplomado un 40% y muchos de los perjudicados que antes rechazaban de plano la venta recurren al consistorio para reabrir las negociaciones.

En tan sólo unos meses la Sociedad Cabanyal 2010 (empresa creada para la ejecución del proyecto) se ha apoderado de una veintena de inmuebles y esta misma semana ha materializado la compra de otras 11. Entre las próximas adquisiciones figura una nave de grandes dimensiones de la que su dueño había descartado tajantemente su enajenación.

La oferta por las viviendas ya no resulta tan escasa como en la época de esplendor del mercado inmobiliario, a lo que se suma el hecho de que el Tribunal Supremo ha avalado hasta en dos ocasiones el plan municipal.

1.600 viviendas afectadas

El pesimismo ante el tercer y definitivo pronunciamiento del tribunal a favor del proyecto y la mala coyuntura económica han colaborado para que la Sociedad Cabanyal 2010, completamente pública después del traspaso de acciones a la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia, esté acelerando la compra de las viviendas afectadas, unas 1.600 en todo el proyecto.

"De momento, tenemos el 40% de las casas del bulevar San Pedro y un buen número de la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez y seguimos en ello. Si no alcanzamos acuerdos con todos los propietarios no nos quedará otra alternativa que acudir a la expropiación", subraya el concejal de Grandes Proyectos del Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Grau.

La rapidez que ha experimentado la adquisición de viviendas en los últimos meses ha llevado al consistorio a adelantar algunas de las intervenciones previstas en el proyecto, aunque todas ellas estarán a la espera de que llegue la última sentencia del Supremo que marque el final de la batalla legal. De momento, el Ayuntamiento está tramitando entre 40 y 50 licencias de derribo de viviendas que ya son de su propiedad. "Sólo hemos iniciado el proceso sin acometer ninguno de ellos hasta que no tengamos la confirmación al 100% de que está todo perfecto. Eso llegará con el tercer fallo del Supremo que se está retrasando", explica Grau.