La plataforma ´Salvem El Cabanyal´ cree que el proyecto es "inviable"

2008-07-01Publicat per: Panorama actual
La plataforma Salvem El Cabanyal-Canyamelar consideró que la decisión de los socios privados de Cabanyal 2010 de vender sus acciones en esta empresa mixta creada para llevar a cabo el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) -que supone la prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez hasta el mar a través del barrio-, demuestra que el proyecto es "inviable". En su opinión, "la única solución posible para el desarrollo del Cabanyal y del frente marítimo de la ciudad de Valencia es un plan de rehabilitación sin destrucción y con participación ciudadana".
Para Salvem El Cabanyal, la retirada del capital privado pone de manifiesto la "nula viabilidad económica" del proyecto, tal y como "desde hace 10 años" viene denunciando esta plataforma. De hecho, afirmó las empresas privadas "nunca han creído" en este Pepri y ahora, "han dicho basta a las presiones políticas a las que han sido sometidas por el Ayuntamiento forzando su participación".

Además, la entidad vecinal criticó que Cabanyal, 2010, S.A. nunca ha actuado como una empresa gestora de la rehabilitación del barrio, porque "no ha promovido ninguna obra de rehabilitación, al contrario se ha destacado como una ´inmobiliaria ASUSTAVIEJAS´ utilizando técnicas de la ´camorra napolitana´ para extorsionar al vecinos".

Según dijo, hay una "gran cantidad de denuncias hechas" en este sentido y no sólo por la Plataforma, "son muchas, demasiadas para una empresa con mayoría de capital público y con un 46 por ciento de capital privado que quiere actuar con la ética y la profesionalidad que debe corresponder".

Asimismo, la entidad vecinal recordó que "la constitución de Cabanyal 2010, S.A. está ya en los tribunales de la Unión Europea", la cual en la "carta de emplazamiento de la Comisión de Mercado Interior de la UE" a finales del año 2007 comunicaba a la administración valenciana que, la Comisión se reserva el derecho, en el caso en que sometiese este caso al Tribunal de Justicia, de solicitar al Tribunal que suspenda la disposición legislativa en cuestión y que acuerde las medidas provisionales necesarias.

"Particularmente el cese de las actividades que constituyen contratos públicos atribuidos por IVVSA y por AUMSA a las sociedades mixtas en cuyo capital participan dichas entidades infringiendo las Directivas y los principios citados", precisó.

Por ello, la plataforma Salvem el Cabanyal-Canyamelar pide, "una vez más, participación ciudadana, un proyecto participativo consensuado con todos los estamentos sociales y políticos de la ciudad y del barrio", ya que, a su entender, "es el único camino que posibilita una recuperación y rehabilitación integral del Conjunto Histórico Protegido del Cabanyal-Canyamelar".