La asociación vecinal recurre a libros donde se elogia el valor del edificio a derribar

El Cabanyal plantea el futuro de la Lonja

2008-06-30Publicat per: Las Provincias
Ya en 1978, una guía del Colegio de Arquitectos incluyó la Lonja de los Pescadores. Es el primer ejemplo que argumentó ayer la plataforma vecinal que promueve la conservación de este inmueble del Cabanyal, afectado de manera directa por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

De esta manera quisieron responder al portavoz del gobierno municipal, Alfonso Grau, quien en el pleno celebrado el viernes retó a la bancada socialista a que presentara una lista de expertos que defiendan los valores arquitectónicos y patrimoniales.

Es más, según la asociación vecinal una guía de arquitectura editada por el propio Ayuntamiento en mayo de 2001, aparecía una referencia del edificio calificándolo de "edificio singular", después incluso de que el gobierno municipal se hubiera pronunciado a favor de la prolongación de la avenida, dentro del plan urbanístico del Cabanyal.

Otro dato favorable a la conservación de la Lonja es el Registro de Arquitectura del siglo XX de la Comunidad Valenciana, un libro presentado por el actual conseller de Medio Ambiente, José Ramón García Antón, donde se hablaba de que el edificio "está amenazado de destrucción por el intento de prolongación de Blasco Ibáñez", además de señalarse su "valor urbanístico" junto con su "gran singularidad".

La publicación documenta los principales edificios construidos en el siglo XX. La Lonja de Pescadores fue construida en 1909 por el Gremio de la Marina Auxiliante, por lo que el próximo año cumplirá su primer centenario. El concejal de Grandes Proyectos confirmó el viernes el derribo del inmueble, aunque matizó que si los informes técnicos consideran necesaria su reconstrucción en otro lugar, debido a su valor patrimonial, entonces se hará.

Esto último respondía a una pregunta del concejal socialista Juan Soto, quien recordó las afirmaciones de la alcaldesa Rita Barberá precisamente sobre la intención del traslado del inmueble.

En todo caso, los vecinos que viven ahora en la Lonja de Pescadores no han recibido todavía los avisos de expropiación, según indicaron fuentes cercanas al gobierno municipal. El edificio se encuentra fuera de la zona protegida del Cabanyal, por lo que no habría que esperar a la última sentencia del Tribunal Supremo sobre los derribos en dicho sector.

Mientras ocurre esto, la asociación de vecinos ha decidido proclamar el año del centenario de la Lonja, con lo que no se descartan actividades de protesta y en favor del mantenimiento del inmueble.

En las inmediaciones de la calle Eugenia Viñes, donde se sitúa la Lonja, ya se han producido varios derribos, en unidades de ejecución fuera de la zona protegida. En el otro extremo, junto a la estación de Renfe del Cabanyal, es donde las demoliciones se encuentran más adelantadas, en la parte que recae a la calle Manuela Estellés.

Al igual que en el resto de los sectores, la previsión es construir viviendas de promoción pública, para facilitar el realojo de las familias afectadas por las demoliciones, en total 1.651 pisos.