El PSPV reclama a Barberá que cumpla el compromiso de trasladar el edificio "piedra a piedra" por la prolongación de Blasco Ibáñez

La Lonja de Pescadores cumplirá un siglo en 2009 con la amenaza de derribo por el plan del Cabanyal

2008-06-11Publicat per: Las Provincias
El próximo año se cumple el primer siglo de la construcción de la Lonja de Pescadores, edificio situado entre los números 133 y 171 de la calle Eugenia Viñes y afectado de lleno por los derribos previstos para la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. El grupo socialista recordó ayer a la alcaldesa Rita Barberá el compromiso hecho público hace unos años de trasladar "piedra a piedra" el inmueble.

Esto, según expresó el concejal del PSPV Juan Soto, es un "disparate" para los técnicos con los que ha consultado. "En primer lugar, el edificio no es de piedra, sino de ladrillo, por lo que su traslado es inviable." Aún así, propuso que la mejor manera de celebrar el aniversario es "mantenerlo en pie donde está".

La Lonja fue diseñada por el arquitecto Juan Bautista Gosálvez. Inaugurada en 1909, sirvió como hospital de campaña durante la Guerra de Marruecos. "Un lugar tan querido para el Cabanyal, escenario de tanto sufrimiento, merece ser salvado." En la actualidad, el enorme edificio (cien metros de largo por 25 de anchura) es privado y está dividido en viviendas, sin uso comercial compartido como fue en origen.

Los propietarios no han recibido todavía el aviso de expropiación ni "es algo que esté programado." Así lo confirmaron fuentes cercanas al gobierno municipal, en referencia al proceso que gestiona la empresa Cabanyal 2010, más avanzado en lugares de la prolongación como la calle Manuela Estellés y el futuro bulevar de San Pedro.

Soto recordó que en 2009 hay programadas varias actividades por el centenario de la Exposición Regional, que tuvo su epicentro en los edificios de la Tabacalera, la Lanera (hoy hotel Westin Valencia) y el Asilo de la Lactancia (un centro termal). "Es buen momento para añadir la Lonja de Pescadores a estas celebraciones", precisó.

El inmueble tenían protección patrimonial de nivel 2 (cubiertas y fachadas) y fue desprotegido con la aprobación del plan urbanístico del Cabanyal, con el propósito de permitir su demolición completa.

Soto insinuó que una de las últimas modificaciones en la Ley de Patrimonio Cultura se hizo con la vista puesta en la Lonja de Pescadores. "Se protegieron los edificios de este tipo anteriores al siglo XX, algo que ha venido muy bien después".

El Gremio de la Marina Auxiliante construyó el edificio. A finales de los años 90 "fue cuando la alcaldesa Barberá dijo lo del traslado, lo que yo creo hizo para desviar la atención. Espero que estemos a tiempo de paralizar su derribo." Estos días ha comenzado ya la demolición en la calle Mariano Cuber, mientras que la próxima semana se ha previsto la demolición de un antiguo gimnasio en la calle Juan Mercader, 26, ocupado con frecuencia por okupas, indicaron fuentes municipales.