Construida en valencia en 1909

El PSPV pide impedir el derribo de la Lonja de Pescadores por la prolongación de Blasco Ibáñez

2008-06-10Publicat per: Las Provincias
El grupo socialista en el Ayuntamiento de Valencia ha exigido hoy a la alcaldesa, Rita Barberá, que proteja e impida el derribo la Lonja de Pescadores, un edificio centenario ubicado justo al final de la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez proyectada por el Gobierno local.

El concejal socialista Juan Soto ha reclamado a Barberá que "preserve" este elemento patrimonial y que "diga si engañó a los valencianos" cuando anunció, hace ya una década, que su equipo de gobierno trasladaría la Lonja "piedra a piedra".

La Lonja de Pescadores, construida en 1909 por el arquitecto Juan Bautista Gosálvez, es un bien patrimonial "muy apreciado" por los habitantes del barrio del Cabanyal, ha subrayado Soto.

Ubicada en la calle Eugenia Viñes, junto al paseo marítimo, la Lonja presenta una planta rectangular de 100 metros de largo y 25 de ancho, unas instalaciones que actualmente son de uso residencial y propiedad privada.

En su siglo de existencia, la Lonja no sólo se ha utilizado para la venta de pescado, sino que sirvió también como "hospital de sangre" para los heridos en la Guerra de Marruecos, a quienes los pescadores del Marítimo suministraron alimento gratuitamente, ha explicado.

En este sentido, el edil ha subrayado el valor "sociológico" e "histórico" de este "magnífico ejemplo de la arquitectura industrial".

Soto ha criticado que "con motivo de la celebración de su centenario, Barberá le reserva un destino bastante amargo" a este edificio, coetáneo de la exposición regional de 1909 que el consistorio conmemorará el año próximo, en lo que el socialista ha calificado de "hipocresía patrimonial".

Según ha recordado, la alcaldesa anunció a finales de los 90, en respuesta a las peticiones de la plataforma 'Salvem el Cabanyal' para declarar este edificio bien de relevancia local, que la Lonja se trasladaría "piedra a piedra", una solución técnica que para el socialista resulta un "disparate".

Dado que el Gobierno municipal no ha indicado "cómo" ni "cuándo" va a producirse ese traslado, el concejal teme que el monumento vaya a demolerse para llevar a cabo la prolongación de Blasco Ibáñez.

Por ello, ha reiterado su petición a la alcaldesa de que "no se precipite en demoler" la Lonja y ponga en marcha un plan de recuperación de este bien patrimonial, que se desprotegió con la aprobación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Cabanyal-Canyamelar.

Por otro lado, el concejal ha manifestado su "sorpresa" por que la alcaldesa haya utilizado el informe de la Organización Internacional de Museos (ICOM), como "aval" del Centro Arqueológico de l'Almoina.

Ha lamentado que Barberá "prefiera presentarnos como aval de la l'Almoina este informe", que afirma que el Centro Arqueológico es "uno de los mejores ejemplos de la nueva museología a nivel mundial", que "el de sus técnicos municipales", y ha instado a la alcaldesa a indicar "a quién apoya".