La plataforma reorganiza su estructura y retoma la iniciativa para parar la ampliación de Blasco Ibáñez

Salvem el Cabanyal reactiva la vía judicial con un recurso de amparo contra la prolongación

2008-06-03Publicat per: Levante
La plataforma Salvem el Cabanyal vuelve a la carga y, tras un proceso de reorganización interna que ha supuesto el relevo del portavoz y principal cabeza visible del colectivo, Faustino Villora, sopesa reactivar la vía judicial. El colectivo dio por cerrado este camino cuando el pasado 13 de marzo el tribunal Supremo avaló el plan especial del Cabanyal que incluye la apertura de Blasco Ibáñez hasta el mar a través del barrio declarado Bien de Interése Cultural.

Sin embargo, tras un análisis más pausado de la sentencia, los representantes legales de la plataforma consideran que se puede optar por la vía del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, un procedimiento que se aplica en caso de vulneración de los derechos fundamentales. Así lo avanzó ayer la nueva portavoz de la plataforma, Maribel Domènech, catedrática de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia.

Domenech comentó que el único objetivo de la reorganización interna es "reforzar el funcionamiento de las comisiones de trabajo y continuar defendiedo el patrimonio amenzado y los derechos fundamentales de las personas".

La plataforma explica en un comunicado que "está realizando un gran esfuerzo para adaptarse a la nueva situación y poder dar mejor respuesta a los problemas futuros".

Domènech asegura que, de momento, "no hemos visto ningún cambio de voluntad por parte del ayuntamiento por eso vamos a agotar las posibilidades que nos dé la vía judicial". Desde que se conoció el fallo del Supremo ni el ayuntamiento ni la plataforma Salvem el Cabanyal se han puesto en contacto. Sí se han reunido las administraciones con la Asociación de Vecinos del Cabanyal con los que se han comprometido a revisar al alza las expropiaciones del bulevar San Pedro.

El Tribunal Supremo todavía tiene pendiente el recurso de casacion contra el plan especial de la Federación de Asociaciones de Vecinos. Entretanto, el ayuntamiento continúa con los derribos fuera de la zona BIC, donde sigue vigente la orden judicial suspensión cautelar de los derribos.