García Antón asegura que el realojo de los afectados por la ampliación de Blasco Ibáñez "está garantizado"

2008-05-14Publicat per: EFE
El conseller de Medio Ambiente, Agua, Vivienda y Urbanismo, José Ramón García Antón, aseguró hoy que "en ningún caso" los vecinos afectados "van a quedarse sin techo" y "en todo momento está garantizado su realojo", ya que en el momento que se proceda a la apertura del expediente de expropiación se les ofrece una vivienda en las "mismas condiciones de titularidad" que en momento de la aprobación inicial del procedimiento y se les ofrece una VPP "en el entorno más próximo disponible dentro del barrio" y "en ningún caso en otro municipio", aseguró.

García Antón, que realizó estas declaraciones en el pleno de las Corts en relación a la pregunta planteada por Compromís sobre las acciones de la Conselleria para garantizar los derechos de los afectados por los desalojos por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, en la ciudad de Valencia, subrayó que "va a respetarse la legalidad completamente".

En este sentido, destacó la implicación de las tres administraciones para la "regeneración" de un barrio como el Cabañal y recordó que en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Cabañal-Cañamelar contempla una cantidad de 60 millones de euros para la compra, permuta o expropiación de los inmuebles afectados.

García Antón aseguró que el 51 por ciento de los propietarios han aceptado la venta de sus viviendas con un precio "entre el 10 y el 15 por ciento superior" a los que se fijaba en el justiprecio, apuntó.

El diputado de Compromís Enric Morera pidió al Consell que firme un convenio para asegurar las "garantías" los derechos a los propietarios, de manera que "no se especule con sus propiedades", tal y como "está haciendo" la empresa mixta encargada de la gestión del proyecto cabañal 2010, que ofrece 500 euros por el metro cuadrado, cuando el precio de una VPP está alrededor de 1.263. "No hay proporción", apostilló.

De este modo, Morera instó al conseller a firmar un convenio para que "a cualquier personas que se le quiera desalojar se le dé una vivienda de iguales condiciones que tenía. Así, "evitaremos inseguridad jurídica", y que "unos pocos hagan negocio" con este proyecto.

El conseller comentó al respecto que "no debe ser el negocio tan bueno" sobre todo para la parte privada de esta empresa mixta, cuando las empresas privadas "se quieren salir" y "vamos a facilitarles la salida". Asimismo, se preguntó "con quién habría que firmar el convenio", porque "ya está firmado" con las demás administraciones.