Grau asegura que se asfaltarán y vallarán solares cuando se levante la suspensión cautelar

El PP derribará las casas que ya tiene como avance de la prolongación de Blasco Ibáñez

2008-04-19Publicat per: Levante
El primer teniente de alcalde y concejal de Grandes Proyectos en el Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Grau, anunció ayer que todas las propiedades públicas, de los inmuebles ubicados en la zona del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del Cabanyal que se encuentra suspendida cautelarmente en espera de resolución judicial, serán derribadas con el fin de ir "permeabilizando" este entorno y estableciendo "conexiones".

Grau recordó que el Tribunal Supremo no se ha pronunciado aún sobre el tercer recurso interpuesto contra este plan, el de los vecinos de la capital, y apuntó que, tras haber resuelto en contra de los dos recursos anteriores, espera que el Alto Tribunal se pronuncie "cuanto antes". Destacó que la Generalitat, a través del Instituto Valenciano de la Vivienda (Ivvsa), el ayuntamiento (por medio de Cabanyal 2010) y la sociedad mixta Cabanyal 2010, ya tienen planteadas actuaciones para ejecutar el plan previsto para este barrio y que continúan en la zona más avanzada, el Bulevar San Pedro.

Subrayó que en la actualidad, "más del 50% de los inmuebles afectados en este bulevar ya son de propiedad municipal". La idea es "ir derribando" conforme se adquieran inmuebles para poder ejecutar el plan, así como seguir con el proceso de expropiación.

VPP garantizadas

Por lo que se refiere a las propiedades municipales en la zona suspendida adelantó que se pretende ir derribando y asfaltando la superficie de los solares para adecuar lo que sea vía pública y vallar con tela metálica los solares para poder limpiarlos. Indicó que "eso permitirá que en las seis calles de la zona suspendida se comiencen a establecer conexiones" y se vaya "permeabilizando la zona" para que "se vea que se va abriendo".

Alfonso Grau manifestó también su voluntad de "dejar claro, con toda rotundidad que es mentira y una falsedad absoluta que se haya planteado por parte del ayuntamiento modificar las condiciones del PEPRI en algún sentido". Señaló que esa "falsedad rotunda" es "un intento más de los que siempre pretenden dificultar el desarrollo del barrio e ir en contra de la mayoría de vecinos para obstaculizar su modernización". Aseguró, en este sentido, que "donde se compra para VPP, habrá VPP, sin modificación ni recalificación".

Grau adelantó, por otro lado, la decisión de fusionar las dos oficinas que hasta ahora funcionaban por separado, la de Cabanyal 2010 y la de Aumsa para que "además de oficinas de información, sean de gestión y permitan tramitar ayudas". Asimismo, respecto a los equipamientos públicos en El Cabanyal, dijo que le "encantaría" que el propietario del cine Merp lo hubiera vendido al Ayuntamiento, algo que no ha sido posible por el "auténtico disparate" de precio que pedía. Indicó que por esta razón se tendrá que recurrir a la expropiación para adquirir este inmueble.