Grau anuncia la fusión de las empresas AUMSA y Cabanyal 2010 con el propósito de agilizar la ejecución del plan urbanístico

El Ayuntamiento ultima el derribo de 20 edificios más para la prolongación de Blasco Ibáñez

2008-04-19Publicat per: Las Provincias
El lunes comienzan los derribos de 12 viviendas en el Cabanyal para proseguir con el plan previsto en el desarrollo de esta ambiciosa actuación urbanística.

Pero mientras se desarrollan estos trabajos, el Ayuntamiento sigue planificando más demoliciones y están en proyecto 15 viviendas más que se ejecutará en unos días.

Unas actuaciones criticadas por la plataforma Salvem el Cabanyal, que en una multitudinaria asamblea realizada el jueves, pidieron a los partidos políticos que vigilaran las actuaciones porque temían que la intención de Barberá era modificar el Plan de Reforma Integral (PEPRI) con el fin de hacer viviendas de renta libre y con alturas de hasta 15 pisos.

El concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, rechazó contundentemente estas acusaciones y aseguró que no van a mover nada del objetivo previsto. "Porque si hubiéramos querido hacer esto, la prolongación ya se habría ejecutado hace años porque a las empresas le habrían salido los números", aseguró el concejal.

Grau insistió en que estas críticas proceden de las mismas personas. "Los que siempre pretenden dificultar el desarrollo del barrio de El Cabanyal e ir en contra de la mayoría de vecinos para obstaculizar su modernización".

Además aseguró que donde "se compra para VPP, habrá VPP, sin modificación ni recalificación", puntualizó.

Por lo que se refiere a las propiedades municipales en la zona suspendida adelantó que se pretende ir derribando y asfaltando la superficie de los solares para adecuar lo que sea vía pública y, tras asfaltarlos también, vallar con tela metálica los solares para poder limpiarlos. Indicó que eso permitirá "que en las seis calles de la zona suspendida se comiencen a establecer conexiones y se vaya permeabilizando la zona para que se vea que se va abriendo".

Grau explicó que en la actualidad, "más del 50 por ciento de los inmuebles afectados en este bulevar ya son de propiedad municipal y que, por tanto, ya hay acuerdo para actuar en ellos. La idea de las administraciones municipales y autonómicas es "ir derribando conforme se adquieran inmuebles para poder ejecutar el plan, así como seguir con el proceso de expropiación", matizó.

El primer teniente de alcalde también comentó que para agilizar los trabajos, las empresas Cabanyal 2010 y AUMSA se van a fusionar. "Estas dos empresas están trabajando en este mismo proyecto y por eso se van a reunificar para gestionar la actuación", explicó.

Sentencia rápida

Aunque el Ayuntamiento sigue su proceso en este polémico proyecto, lo que espera es que el Tribunal Supremo dicte una sentencia al tercer recurso que todavía queda pendiente. "Espero que el alto tribunal se pronuncie cuanto antes".

"Los equipamientos se están retrasando porque no hemos podido llegar a acuerdos con los propietarios como el del cine Merc que pedían un auténtico y debemos actuar mediante expropiaciones forzosas y eso sigue un proceso largo", concluyó.

Durante las actuaciones que se realizarán en los próximos días el Ayuntamiento será muy cauto y trabajará con medidas de protección tras los últimos acontecimientos producidos en el despacho de un arquitecto.