El Cabanyal organiza su resistencia

2008-04-18Publicat per: Las Provincias
"El Ayuntamiento me ofrece 60.000 euros por mi casa de toda la vida en Vidal de Canelles. Es un robo porque la vivienda tiene 132 metros cuadrados y vale tres veces más". Es el testimonio de Francisco, un afectado por el plan urbanístico que incluye la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar.

A partir de ahora él y el resto de vecinos del barrio amenazados por las expropiaciones podrán reorganizarse para poder defenderse conjuntamente. "Vamos a crear desde ya un Grupo de Ayuda Mutua para estructurar a los afectados", apuntó el portavoz de la plataforma Salvem el Cabanyal, Faustino Villora. Es una de las medidas que aprobó anoche la asociación en asamblea general para plantarse ante la sentencia del Tribunal Supremo que constata la legalidad del plan, tal y como adelantó ayer LAS PROVINCIAS.

La plataforma dividirá el barrio del Cabanyal en 10 unidades susceptibles de expropiación y pondrá a una persona al frente de cada una de ellas para que coordine al conjunto de posibles vecinos afectados. "Tomaremos como ejemplo la de la calle San Pedro en la que ya se han demolido edificaciones. El resto aprenderán de las actuaciones que hayan ido tomando esos vecinos y así nunca se empezará de cero en la lucha a favor de la paralización del plan", explicó Villora.

El apoyo entre vecinos será total. Recibirán asesoramiento jurídico y también económico. "Crearemos una caja de resistencia. Si un vecino no tiene dinero suficiente para pagar la tasación que certifique el valor real de su vivienda se lo adelantaremos nosotros", explicó el portavoz de Salvem el Cabanyal.

Además, la plataforma mantendrá actualizada una base de datos de los afectados a través de un simple cuestionario que deberán rellenar los vecinos para determinar cuál es su situación en relación a las expropiaciones. "Son sólo unas cuestiones en las que se les pregunta si está afectado por el plan y si quiere aceptar el derecho al realojo", explicaron fuentes de la plataforma.

Lo cierto es que los miembros de la plataforma opondrán toda la resistencia posible para paralizar el plan de rehabilitación. Por eso también buscarán apoyos políticos. "Si se hacen efectivas las expropiaciones pedimos a los partidos que vigilen su legalidad. Porque si el Ayuntamiento se hace con los terrenos, cambiarán el plan y acabarán construyendo casa de renta libre de 15 alturas donde deberían ir viviendas de protección oficial", alertaron desde Salvem el Cabanyal. También intentarán contar con apoyos europarlamentarios "para que nos mantenga informados sobre la evolución de los recursos que presentemos".

La portavoz municipal socialista, Carmen Alborch, que se encontraba en la asamblea, aseguró que la sentencia del Tribunal Supremo "no da carta blanca al PP y que velará por cumplir lo que sea justo".

Precisamente, una de las "injusticias" que denuncian los afectados por las expropiaciones son las valoraciones de sus viviendas. "Con el método de tasación conjunta ahora mismo el Ayuntamiento nos está valorando el metro cuadrado a 500 euros. Y los que aceptan los realojos en viviendas de promoción pública tienen que hacer frente a una hipoteca en las que el metro cuadrado cuesta 2.340 euros".