Los vecinos denuncian que las casas se pagan a 500 euros el metro cuadrado

2008-03-16Publicat per: Las Provincias
A principios de abril, Salvem el Cabanyal convocará una reunión para comenzar la reestructuración de la asociación, cuya finalidad será defender "el patrimonio de los afectados", en palabras de Faustino Villora, presidente de la plataforma. Precisamente, una de sus críticas es la escasa valoración que se hace por parte del Ayuntamiento de las viviendas a expropiar.

Actualmente, como sostiene la plataforma, el precio oscila alrededor de los 500 euros por metro cuadrado, cuando el coste real de mercado es, al menos, del doble, según los datos de un estudio encargado por la plataforma vecinal. "El problema es que con este precio, las personas que peor lo van a pasar son los que tienen una pequeña pensión", explicaba Villora.

El Ayuntamiento está cerrando acuerdos con propietarios para evitar acudir a la vía de la expropiación. Cuando la Administración, a través de la empresa Cabanyal 2010, se hace con una vivienda, la tapia o la derriba. Precisamente ayer, un grupo de artistas se dedicó a decorar algunas de las tapias que se pueden ver en el barrio.

Respecto a estos acuerdos, Villora señaló que las únicas propiedades que se han vendido han sido herencias. "El que vive en la casa no puede vender", añadió.

También se ha denunciado que algunas de las viviendas adquiridas están siendo alquiladas a otras personas, pese a estar en una situación de precariedad latente, sin agua ni luz. Incluso se habla de arrendamientos a cinco años y de una quincena de inmuebles alquilados en las calles San Pedro y Luis Despuig.

Tras conocerse el fallo del Supremo, la asociación anunció que abandona la vía judicial para defender los intereses de las 1.200 familias que, según los cálculos de la plataforma, se verán afectadas por el plan urbanístico del barrio.

Sin embargo, no se descarta alguna movilización de carácter pacífico siempre que se produzca algún abuso en los procesos de expropiación, dijo Villora.

De las 1.300 viviendas que resultarán afectadas, el Ayuntamiento sólo ha adquirido 159, después de que los procesos judiciales hayan paralizado el proyecto.