El Ayuntamiento inicia la compra de inmuebles afectados por la prolongación de Blasco Ibáñez

2008-03-14Publicat per: Las Provincias
El Ayuntamiento de Valencia iniciará "desde ya" los trámites administrativos para adquirir las viviendas afectadas por la ampliación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar, después de que el Tribunal Supremo haya desestimado varios recursos contra el proyecto.

Así lo han dado a conocer hoy la alcaldesa, Rita Barberá, y el primer teniente de alcalde, Alfonso Grau, quien ha asegurado que para la adquisición de esos inmuebles, el Ayuntamiento "agotará las vías de acuerdo" con los propietarios y en caso de no ser posible, se optará por la expropiación.

La mecánica, ha dicho Grau, será la misma que se ha utilizado para la prolongación del bulevar de San Pedro, ubicado en el mismo entorno, donde de las 134 unidades registradas, entre viviendas y solares, 71 son ya públicas y se han iniciado las primeras demoliciones.
Grau también ha anunciado que el Gobierno local pedirá al Supremo que se pronuncie sobre el recurso que queda pendiente, el de la Federación de Asociaciones de Vecinos que, según ha señalado, es exactamente igual a los presentados por la plataforma "Salvem el Cabanyal" y por la asociación de vecinos PAVIMAR, que han sido desestimados.

El objetivo, según el teniente de alcalde, es lograr que se "levante definitivamente" la suspensión del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Cabanyal en la parte que afecta a la prolongación de Blasco Ibáñez, para "no diferir más las actuaciones" y poder acometer el proyecto.

Ha explicado que de los edificios afectados en esa zona, una docena ya tiene licencia de derribo, por lo que tras el fallo del Supremo se retomarán las actuaciones, que se encontraban paralizadas desde 2002 por afectar a una zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

Grau ha pedido que este asunto "se zanje totalmente con la mayor celeridad posible" y destacado que el Ayuntamiento ha invertido más de 52,62 millones de euros desde que se inició el PEPRI, sin contar el dinero gastado en la adquisición de inmuebles, de los que ya es propietario de 159, entre viviendas y solares.

Por su parte, Barberá ha trasladado su deseo de explicar "claramente" a los vecinos que el plan comenzará de forma inmediata, quizá "por la parte del mar", por lo que está previsto una serie de reuniones informativas con los distintos colectivos y asociaciones de vecinos.

En referencia al aspecto económico del proyecto, ha subrayado que está avalado por la Generalitat y que aunque desde el Ayuntamiento ya se ha aprobado una "partida importante", al comprobar existe un índice de endeudamiento "muy bajo", ha dicho que si es posible, "se destinara más dinero".

Barberá ha lamentado que "si no se hubieran agotado todas las instancias" judiciales, las obras podrían haber comenzado antes y ha agregado que, aunque "quiere olvidar los temas de violencia" que se han producido, a su juicio, esa "no era la manera de oponerse al proyecto".

Por otra parte, la Junta de Gobierno Local ha encargado a AUMSA el estudio para construir cuatro aparcamientos en la calle de Guillem de Castro, junto al Mercado del Cabanyal, en Ciutat Vella y en la plaza Conde de Carlet. Los dos últimos serán robotizados por encontrarse en espacios pequeños.