El Supremo da vía libre a la ampliación de Blasco Ibáñez

2008-03-14Publicat per: Levante
El alto tribunal desestima el recurso contra el plan del Cabanyal y aduce que es competencia autonómica. La huelga de funcionarios impide notificar la sentencia
El Tribunal Supremo ha dado luz verde de manera definitiva al plan especial del Cabanyal que incluye la apertura de Blasco Ibáñez hasta el mar a través del barrio declarado Bien de Interés Cultural (BIC). El Alto Tribunal, que en enero pasaso decidió a instancias de Salvem el Cabanyal adelantar un año la resolución del contencioso, dio a conocer ayer el fallo desestimatorio de los dos recursos de casación que interpusieron Salvem el Cabanyal y la asociación de vecinos Pavimar contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Valencia que en 2004 dio luz verde a la operación urbanística.
La sentencia, que no se conocerá al menos hasta el 1 de abril porque la huelga de funcionarios del Ministerio de Justicia está provocando importantes retrasos en la notificación de las resoluciones, da carpetazo definitivo a diez años de confrontación entre vecinos y ayuntamiento.

A falta de conocer los detalles de la sentencia, el Supremo ratifica los argumentos del TSJ que calificó de "razonable" y "moderada" la intervención propuesta por el ayuntamiento y consideró que sus los beneficios para el barrio son mayores que los sacrificios. La sentencia del tribunal autonómico generó divisiones ya que ocho de los 18 magistrados que formaban la sala emitieron voto particular desmarcándose del fallo favorable. Apuntaron que la nueva avenida iba a ser una "incrustación" en el barrio BIC.

Este ha sido el argumento esgrimido por la plataforma vecinal que consideraba que la nueva avenida de 48 metros de anchura -que incluye el derribo de 600 edificios- parte en dos el barrio y supone un expolio del patrimonio histórico. Salvem el Cabanyal pretendía que se hiciera valer en el barrio protegido el mayor nivel de protección que brinda la ley estatal de Patrimonio frente a la normativa autonómica que permite modificaciones a la baja de la protección de los BIC. El Alto Tribunal, sin embargo, desestima las pretensiones vecinales al entender que el planeamiento "es compentencia autonómica exclusiva", según avanzó ayer el abogado de Salvem el Cabanyal, José Luis Ramos.

El letrado aseguró que el Supremo ha utilizado con el Cabanyal "una vara de medir distinta" y citó que los mismos magistrados que han dirimido su caso han fallado recientemente en contra de modificar las alineaciones de los conjuntos históricos aduciendo que son "inalterables" en base al artículo 21.3 de la ley de Patrimonio. Ramos aseguró que el Supremo "ha optado por no mojarse pese a que se declaró compentente cuando aceptó el recurso de casación".

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se comprometió ayer con los vecinos de El Cabanyal a comenzar a trabajar "muy enseguida" y "a la máxima velocidad posible" en la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez. Barberá aseguró que los vecinos de El Cabanyal "han dicho en las urnas, elección tras elección, que querían la prolongación", según las declaraciones de la regidora recogidas por Europa Press al término de la mascletà.

La razón de las urnas

Barberá dijo que estaba "muy contenta y satisfecha" con esta resolución judicial que, a su juicio, evidencia que "hemos hecho el trabajo bien, que hacemos las cosas bien y que hacemos las cosas de acuerdo a derecho".

Aseveró que el hecho de que al equipo municipal de gobierno le haya costado "diez años llegar a este momento" es "la prueba de cómo hace la política el PSPV, retrasando y alargando las cosas". A este respecto, agregó que tanto los socialistas como "todos los Salvem que se han unido" lo que han hecho a lo largo de los últimos años ha sido "alargar innecesariamente la recuperación de todo" el barrio de El Cabanyal.

Rita Barberá manifestó que ahí se ve "la diferencia" y "la distancia" en la forma de actuar. Comentó que por el respeto que se ha tenido al proceso judicial se ha "aguantado" y que esta zona de la ciudad está "más degradada que hace cinco años".