El Supremo autoriza el derribo de más de 1.600 viviendas para prolongar Blasco Ibáñez

2008-03-13Publicat per: El Mundo
La sentencia del Supremo asegura que el proyecto municipal es 'perfectamente legítimo'
La alcaldesa se compromete a ejecutar el Plan de El Cabanyal 'lo antes posible'
Luz verde a la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. El Tribunal Supremo ha desestimado los recursos contra la aprobación del Plan Especial de Reforma Interior del Cabanyal (PREPI), que prevé la demolición de 1.600 viviendas.

El Alto Tribunal ha comunicado este jueves el fallo adoptado el pasado día 13 de febrero. La sentencia no deja lugar a dudas. Desestima los recursos presentados por la plataforma Salvem El Cabanyal y la asociación de vecinos Pavimar.

Ambas organizaciones habían recurrido el dictamen del Tribunal Superior de Justicia de 2004, en el que se ratificaba la legalidad del plan urbanístico aprobado por el Ayuntamiento de Valencia hace más de una década.

El Supremo coincide ahora con el sentido del fallo de tribunal valenciano y afirma que el proyecto municipal es "perfectamente legítimo" y ajustado a derecho.

Los magistrados no han atendido así la argumentación de las asociaciones vecinales, que entienden esta iniciativa como un "expolio" del patrimonio histórico y cultural valenciano.

Afirman que la prolongación de Blasco Ibáñez atenta contra el peculiar entramado urbano de El Cabanyal y el valor arquitectónico de sus edificaciones. Lo cierto es que esta actuación supone el derribo de 1650 viviendas en el distrito marítimo de Valencia.

Los vecinos, a priori, no recurrirán la sentencia. Al menos así lo manifestó hace apenas un mes el portavoz de la plataforma Salvem El Cabanyal; Faustino Villora. Después de derrotas continuadas en las distintas instancias judiciales, el Constitucional no se antoja una alternativa factible.

Satisfacción en el consistorio

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha expresado su satisfacción por la decisión del Supremo y extendió sus felicitaciones a los vecinos de El Cabanyal que han refrendado su proyecto político en las urnas.

Según Barberá, "el fallo es lo mejor para Valencia" y "ratifica el trabajo bien hecho". La primera edil ha cargado, eso sí, contra la oposición del PSPV y las plataformas vecinas, a las que ha responsabilizado del retraso de una década en las obras.

La regidora popular ha expresado su voluntad de ejecutar el Plan de El Cabanyal "lo antes posible". No obstante, ha recordado que ya se está trabajando en otras actuaciones en esta zona en rehabilitación.

Diez años de confrontación social

El Plan Especial de protección y Reforma Interior (PREPI) de El Cabanyal, paralizado parcialmente por la Justicia, es una antigua aspiración del Gobierno local de Valencia. De hecho, se erige en la principal herramienta para revitalizar esta área urbana degrada.

Mediante la construcción de una nueva avenida, el Ayuntamiento pretende regenerar el barrio, con nuevas zonas verdes, nuevos bloques de viviendas y mejoras en las dotaciones públicas.

Desde el consistorio se asegura que esta operación es vital para la apertura de la ciudad al mar, en marcha en el entorno del Puerto gracias al PAI del Grao y el proyecto de marina y delta verde en la desembocadura del Turia.