César Mifsut, gerente de la destrucción del Cabanyal

2008-02-20Publicat per: La Haine
César Mifsut es gerente desde hace un tiempo de Cabañal 2010, empresa mixta (público-privada) cuyo propósito es el de realizar con el pretexto del “interés público” una serie de actuaciones entre las que se encuentra la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez y que arrasará con 1651 viviendas.
Para debilitar la oposición al proyecto las instituciones junto con empresas privadas, han desarrollado un plan dirigido a asediar a los vecinos de la zona, a cercar su vida cotidiana y a estrangular las voces de los que protestan.

Dicho proceso comenzó con la denegación de concesiones de rehabilitación y cédula de habitabilidad en casas de la zona afectada, lo que ha provocado que muchos vecinos no puedan alquilar sus casas y otros incluso se hayan visto obligados a marcharse. Esta estrategia administrativa no ha sido la única que ha favorecido este agónico y asfixiante proceso: la falta de un servicio de limpieza por la zona por donde se proyecta la ampliación, la proliferación de solares provocados por los intermitentes derribos (tanto legales como ilegales) o la permisividad del trapicheo de droga no ha hecho más que agravar la vida cotidiana del barrio. Para poder acelerar el Plan, fue creado Cabañal 2010, el cual emprendió una particular cruzada con los vecinos afectados con el fin de adquirir las viviendas. Esta empresa está ofreciendo alquileres de casas sin agua, sin luz y sin cédula de habitabilidad a gente con escasos recursos, aunque no con la intención de facilitar su acceso a una vivienda, sino con la de propiciar el deterioro de la convivencia, potenciando su miseria para que cumplan de manera correcta el papel que les ha sido asignado en este proceso. Y por si no fuera poco, esta empresa “subcontrata” a vecinos del mismo Cabañal para realizar ciertos trabajillos “sucios”. Quien habita en el barrio podrá comprobar que determinada gente que frecuenta la sede de Cabañal 2010 es casualmente la misma que aparece en los desalojos ilegales de viviendas ocupadas, en el expolio de tuberías, cobre y chatarra de casas que van a ser próximamente derribadas o en la demolición de inmuebles comprados por la empresa. A los que, ante esta situación, aún se resisten a vender sus casas, tienen que soportar la coacción por parte de Cabañal 2010, que emplea a gente para que les presione, valiéndose de mentiras, engaños y falsas promesas.

Cabanyal2010, situado en pleno barrio y principal responsable de las actuaciones en relación con el Plan de Prolongación de Blasco Ibáñez, está actuando como una verdadera mafia en el Cabanyal. Su gerente y hasta hace poco Director Técnico, César Mifsut, imparte clases como profesor asociado en la Politécnica de Valencia en el Departamento de Urbanismo de la Facultad de Arquitectura. Curiosa es su asignatura: Forma de la ciudad, metodología de intervención y vacíos urbanos. Pero más choca aún el talante progresista y crítico que refleja en la programación de su asignatura, cuando en realidad se trata de uno de los principales agentes responsables de la destrucción del barrio y la deportación de sus vecinos. Para ello no duda en utilizar los recursos más tiranos disponibles en el mercado del moobing inmobiliario.

Con este escrito queremos denunciar lo que salta a la vista: que estas expropiaciones nada tienen que ver con el interés público y que están presionando y expropiando a personas con pocos recursos (jubilados, trabajadores…) para beneficiar a empresas constructoras y políticos. Y César Mifsut es responsable directo de ello.

¡Demostrémosles nuestro rechazo!