Salvem el Cabanyal acusa al ayuntamiento de desoír a Europa

2008-01-17Publicat per: Levante
El requerimiento del comisario europeo Charlie McCreevy cuestionando, entre otras, la sociedad mixta encargada de gestionar el plan del Cabanyal ha provocado la reacción de los vecinos que se oponen a la prolongación de Blasco Ibáñez y a los derribos
La plataforma Salvem el Cabanyal y la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar, en un comunicado, exigieron ayer la paralización inmediata de las actuaciones de la sociedad Cabanyal 2010, constituida en julio de 2005 e integrada por la Generalitat a través del Ivvsa, el ayuntamiento por medio de Aumsa y once promotores privados.
Los vecinos recriminan a las administraciones que hayan seguido adelante con el traumático primer proceso de expropiaciones del futuro bulevar San Pedro -que afecta a más de un centenar de vecinos, en su mayor parte de edad avanzada- a pesar de que tenían constancia desde enero de 2007 de que Bruselas estaba investigando la constitución de la sociedad instrumental. Aunque el objeto social de Cabanyal 2010 incluye la ejecución de instrumentos urbanísticos, el polémico expediente de expropiación forzosa no fue asumido por la sociedad, ni siquiera por el ayuntamiento, que delegó en el Consell.

La empresa mixta, con oficina en la calle de la Reina en pleno corazón del Cabanyal, ha centrado su actividad en la compra de los inmuebles afectados fundamentalmente por la nueva avenida. La entidad ha sido puesta en entredicho por la oposición por garantizar beneficios a los socios privados.

La plataforma Salvem se pregunta qué pasará si los tribunales europeos ratifican el informe y declaran nula la sociedad mixta de gestión: "¿Quién será responsable de todas las ilegalidades realizadas?". Los vecinos lamentan una vez más el "acoso" al que dicen se ven sometidos por Cabanyal 2010 los propietarios. Según ellos, las expropiaciones han vencido la resistencia de algunos afectados.

La carta de emplazamiento del comisario europeo también alude a la otra sociedad mixta participada por Aumsa en un 34%, Parking Palau S.A. (el 66% restante, dos promotoras). Esta empresa fue constituida al objeto de construir el aparcamiento subterráneo que se encuentra en la plaza Arquitectos Hermanos Calvo, en las inmediaciones del Palau de la Música. El PSPV pidió en 1998 una comisión de investigación para aclarar las cuentas de la sociedad que en la actualidad gestiona el estacionamiento.

En ambos casos, lo que cuestiona el informe es la adjudicación de contratos públicos a empresas mixtas sin licitación previa para la selección de los socios.