Europa también insta a la Generalitat a anular los contratos con Cabanyal 2010 SA

2008-01-15Publicat per: Levante
La Comisión Europea también ha pedido a las autoridades españolas (la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia) que anule los contratos suscritos con la sociedad Cabanyal 2010 SA, creada en 2005, para acometer la reforma del barrio del Cabanyal que incluye la polémica prolongación de Blasco Ibáñez.
El comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy incluye a la mercantil nacida para gestionar el plan del Cabanyal en la misma resolución en la que cuestiona las empresas mixtas creadas durante la etapa de Rafael Blasco al frente de la Conselleria de Territorio, adelantada por Levante-EMV, en su edición del domingo.

Cabanyal 2010 SA tiene un capital social de 35 millones de euros y está participada por Aumsa (27,5%), Ivvsa (27,5%) y 11 sociedades constructoras privadas.

"En el caso concreto de la sociedad Cabanyal 2010 SA y, según las informaciones que se encuentran a disposición de la Comisión, Ivvsa y Aumsa habrían atribuido directamente a dicha sociedad, el contrato público de gestión urbanística relativo al Pla especial de protección y de reforma interior de Cabanyal-Canyamelar en Valencia", señala la Comisión Europea en la carta de emplazamiento. "El procedimiento de selección de los accionistas privados de esta sociedad habría sido publicado en un periódico local", apunta el ejecutivo comunitario.

"La Comisión estima que la atribución de contratos públicos a sociedades mixtas participadas por Ivvsa y Aumsa sin respetar la totalidad de las disposiciones" de hasta tres directivas europeas y, "particularmente en lo referido a la falta de publicación de un anuncio de licitación en el Diario Oficial de la Unión Europea, es contraria a las disposiciones de dichas directivas y a los principios del Tratado", señala el ejecutivo comunitario en su escrito.

Y añade que "la adjudicación de contratos públicos por parte de Ivvsa y Aumsa sin licitación previa a sociedades mixtas en cuyo capital participan dichos poderes adjudicadores perjudicaría al objetivo de que exista una competencia libre y no falseada y a los principios de igualdad de trato y no discriminación".

A modo de conclusión, la Comisión Europea advierte que, si ha de dirimir este asunto ante el Tribunal de Justicia Europeo, pedirá que "cesen las actividades que constituyen contratos públicos de Ivvsa y Aumsa a las sociedades mixtas en cuyo capital participan dichas entidades infringiendo las directivas y principios citados". La Generalitat ha alegado en contra de este dictamen por lo que ha hecho caso omiso a las advertencias de la Comisión Europea.