El Ayuntamiento quiere hacer proyectos junto a la zona paralizada por el Gobierno para ayudar a la recuperación del distrito Marítimo

45 millones del plan del Cabanyal servirán para obras en otros barrios

2010-05-28Publicat per: Las Provincias
Los 45 millones de euros aprobados en el Plan Confianza de la Generalitat para el desarrollo de la prolongación de Blasco Ibáñez no podrán invertirse en la compra de viviendas ni en otros proyectos relacionado con la orden de paralización del Gobierno. En su lugar, el Ayuntamiento busca reorientar esa financiación para obras cercanas en el mismo distrito Marítimo o en su defecto en otros barrios.
Es la conclusión a la que se ha llegado después de analizar los efectos de la aplicación de la parálisis causada por el recurso del Ejecutivo socialista en el Tribunal Constitucional el pasado abril. Ni siquiera encargar o gestionar ningún proyecto inmobiliario, como alguno de los sectores donde se han previsto 1.500 viviendas protegidas.
El Ayuntamiento ya anunció que paralizaba las obras y la concesión de licencias, tanto de ámbito privado como público. Quedaba por dilucidar si parte del dinero del Plan Confianza, como era el deseo expresado por la alcaldesa Rita Barberá, podía gastarse en la compra de pisos afectados por la prolongación de la avenida hasta el mar.
Esta última puerta también ha quedado cerrada, según confirmaron ayer fuentes cercanas al proceso. Los requisitos del Plan Confianza no permiten destinar nada a esa cuestión, debido a que se trata de una iniciativa prevista en su mayor parte para obras de urbanización y dotaciones públicas.
La empresa Cabanyal 2010 sí que gestiona la compra de 20 viviendas situadas entre el bulevar Serrería y la calle San Pedro, fuera de la zona declarada Bien de Interés Cultural y que fue el origen de la polémica entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Cultura.
Ese tipo de acuerdos privados no interfieren en la orden de paralización. Sobre la ejecución de los 45 millones de euros, las mismas fuentes comentaron que ya no será la empresa Cabanyal 2010 la encargada de su gestión, al salirse de los límites del plan urbanístico.
El Ayuntamiento sacó a licitación obras de urbanización de varias calles, lo que también ha quedado paralizado. Las únicas obras que se pudieron hacer antes de la admisión a trámite del recurso fue el derribo de media docena de inmuebles en las calles San Pedro, Vidal de Canelles y Francisco Eiximenis, que se saldaron con varios detenidos y denuncias cruzadas entre la Policía Local y varios desalojados, entre los que se estaba la diputada autonómica Mónica Oltra.
Precisamente ayer declararon agentes de la Policía Local en una de estas causas, donde ratificaron los atestados que levantaron aquellos días. La denuncia se basa en la desobediencia a la autoridad a la hora del desalojo en la calle.
Unos equipamientos que sí han podido abrirse son las instalaciones deportivas de la calle Doctor Lluch, al no necesitar la licencia de ocupación por ser municipales y que en la práctica están ya acabadas.